La visión de la renta variable asiática de una gestora con presencia local desde los años 90


Kristy Fong es gestora del equipo de Asia de Aberdeen Standard Investments. Su labor se basa en identificar buenas compañías para los fondos de renta variable asiática que comercializa la entidad, donde la firma tiene un profundo conocimiento gracias a los equipos que ha desplegado sobre el terreno. Algunas de las estrategias, como el Aberdeen Global - Asia Pacific Equity Fund, tienen la calificación Blockbuster Funds People. Tal y como explica, el proceso de inversión que siguen en la gestora no se diferencia de la mayoría en lo que es la esencia de la filosofía: “no cuando buscamos buenos negocios, no queremos pagar de más”, afirma. Sin embargo, es cuando se profundiza cuando se detectan los aspectos que hacen diferente al proceso.

“La diferencia principal se basa en que nuestro proceso de inversión se lleva a cabo como una labor de equipo. Una de nuestras principales fortalezas es que tenemos a 40 gestores en toda la región asiática; poseemos oficinas locales, lo que nos permite tener un claro conocimiento sobre el terreno. Otra de las diferencias radica en la  importancia que le damos a la gobernanza en el proceso de selección de las compañías. También está creciendo el peso que le otorgamos a los criterios medioambientales y sociales. La gobernanza es un factor muy importante para nosotros, sobre todo en Asia, donde a menudo estamos ante compañías familiares, o empresas en las que las familias controlan el consejo, algo que podría conllevar un riesgo para los accionistas. Por ello, prestamos mucha atención al factor de gobierno corporativo”, revela.

En lo que respecta a las cualidades que debe reunir una compañía para que puedan invertir en ella, Fong explica que buscan empresas de alta calidad. “Son empresas que suelen operar en sectores que se caracterizan por demostrar un crecimiento estructural que pueda mantenerse en el futuro. En Asia lo podemos encontrar alrededor de la temática del aumento del consumo que se deriva de una clase media creciente. También en una tendencia global como es la capacidad para aprovechar el uso de la tecnología. Dentro de estas industrias buscamos compañías que tengan un fuerte liderazgo en su sector, ya que eso se deriva en su potencia de fijación de precios, lo que les permite gestionar mejor los obstáculos a los que podrían enfrentarse”.

En términos de calidad, analizan la fortaleza del balance de la empresa y, en este sentido, buscan compañías que presenten unos niveles de caja sólidos o bajo endeudamiento. Pero, sobre todo, tienen que confiar en el equipo que dirige la empresa. “Además de ser buenos ejecutivos tienen que ser honestos y dirigir la entidad para todos sus accionistas y no solo para un grupo de ellos”. Cuando analizan una compañía que puede formar parte de la cartera, suelen hacerlo con un horizonte de entre tres y cinco años; es decir, buscan empresas que puedan mantener al menos ese tiempo. “Teniendo en cuenta que en Asia llevamos gestionado activos desde los 90, ha habido compañías que hemos mantenido durante diez o veinte años en cartera”, revela la gestora.

Cuando se le pregunta en qué regiones o sectores concretos está encontrando actualmente las mejores ideas de inversión, India aparece en primera posición, país en el que están sobreponderados con respecto al índice. “Nos parece que es un mercado en el que es posible encontrar muchas oportunidades desde una perspectiva de selección bottom-up. Incluso con la desordenada imagen macroeconómica del país hay una gran cantidad de compañías muy bien gestionadas que se benefician del crecimiento estructural de India”.

China es otro país que merece la pena mencionar y en el que recientemente han realizado alguna inversión. “Uno de los cambios que hemos percibido ha sido la mayor madurez del mercado. Hemos sido muy cautos porque muchas de las empresas que cotizan allí están controladas por el Estado, pero la apertura de los mercados nos ha permitido centrarnos, sobre todo, en la temática del consumo”. También le gustan otros países del sudeste asiático, al entender que ofrecen muchas oportunidades de crecimiento. La forma en la que suelen acceder a ellas es a través de Singapur.

Por sectores, están muy centrados en la temática del consumo, aunque no sólo el consumo de productos básicos. “Dentro del sector de consumo siempre hemos sido muy selectivos con respecto a la tecnología. Sin embargo, con el paso del tiempo, la tecnología ha ido teniendo menos que ver con el hardware y más con el comercio electrónico, lo que vuelve a entroncar con la tendencia del crecimiento del consumo en Asia”. En cuanto a las empresas chinas de Internet, son muy selectivos. “Seguimos sin invertir en compañías que tienen una estructura corporativa con la que nos sentimos incómodos. Muchas de estas firmas han adoptado la forma de entidades de derechos variables. Esto implica que los accionistas minoristas no son propietarios de los activos subyacentes de la empresa”.

También les gusta el sector financiero. “No sólo el sector bancario, o el sector hipotecario, como HDFC, sino que también nos parecen interesantes las aseguradoras, ya que se adaptan muy bien a  una temática interesante que es cómo los asiáticos están comenzando a tratar sus ahorros”. 

Valoraciones atractivas

La experta considera que las valoraciones que ofrece actualmente la renta variable asiática son atractivas. “Hay muchos factores que han afectado a la bolsa, como una era de menor crecimiento. Hemos visto el mal comportamiento de 2018, pero todos estos aspectos negativos ya están descontados en el precio. Me siento cómoda con las valoraciones actuales. Sin embargo, creo que cuando hablamos de valoraciones deberíamos diferenciar los segmentos que realmente están baratos y podrían tener catalizadores alcistas de aquellos en los que existen trampas de valor. Por eso cuando nosotros invertimos ponemos la calidad por delante".

"Queremos aseguramos de que compramos firmas cuyo negocio esté inmerso en una dinámica de crecimiento estructural,  que cuente con ventajas competitivas claras y que presente unos retornos positivos durante todo el ciclo. Cuando se dirige la mirada a Asia hay mercados que están baratos y que podrían estarlo durante un tiempo y a pesar de todo nosotros tenemos poca exposición. Uno de los ejemplos es Corea, donde todavía decepcionan los aspectos relacionados con la gobernanza de las compañías”, concluye Fong.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído