La venta de Dexia AM a la firma GCS Capital, al borde de la ruptura


Sorpresa de última hora. Cuando todo estaba preparado para que se cerrara una de las operaciones estrella del año en el mundo de la gestión, la venta de Dexia AM a la firma GCS Capital se encuentra al borde de la ruptura. Tras haber recibido el pasado mes de mayo la aprobación de los diferentes supervisores de los países implicados, todo parecía encaminado para que la firma GCS Capital, con sede en Hong Kong, se hiciera con una de las perlas en venta dentro del mundo de la gestión. Dexia AM, con 80.000 millones de euros en activos bajo gestión, se encuentra dentro del proceso de desinversión que el grupo francobelga había iniciado tras la entrada del estado belga en su capital. La gestora cuenta con alguno de los productos superventas en Europa, como el Dexia Index Arbitrage o el Dexia Long Short Credit. 

Pero la operación, por un valor de 380 millones de euros, se encuentra al borde del fracaso después de que el propio banco francobelga reconociera que se habían roto las negociaciones. Según fuentes del mercado, el grupo GCS Capital no ha realizado el pago en los plazos fijados por la operación. Ante esta situación, el pasado 15 de julio el grupo Dexia dio el acuerdo por roto. El grupo GCS Capital tendría hasta el 30 de julio para resolver la situación, haciendo el pago de la cantidad acordada. No obstante, fuentes cercanas a la operación ven complicado que, tras llegar a esta situación, se complete el acuerdo. 

Como es sabido, GCS Capital había anunciado que contaba con el apoyo de inversores institucionales de China y Oriente Medio. Más concretamente, según fuentes consultadas en los mercados financieros, alguno de los inversores podría estar relacionado con Qatar. En este sentido, las mismas fuentes apuntan a que los cambios producidos en los órganos de decisión del país tras la abdicación a finales de junio del emir en su hijo están provocando en las últimas semanas vuelcos en las políticas inversoras de este emirato árabe, lo que podría explicar las dificultades de GCS Capital para financiar la operación. 

Buscar un comprador
Tras este vuelco en la operación, el grupo Dexia reconoce que mantiene su decisión firme de vender su gestora de fondos. Consideran que la unidad ofrece un claro atractivo a los potenciales compradores. Por eso, si finalmente el próximo 30 de julio se confirma la ruptura de la operación, Dexia volverá a iniciar conversaciones con otros interesados para la venta de la gestora. En el pasado, algunos de los candidatos que llegaron a las fases finales fueron New York Life Insurance Co. y Macquarie Group Ltd.

Noticias relacionadas

Lo más leído