La unión hace la fuerza


Más vale ser cola de león que cabeza de ratón. Que la banca esta experimentando un cambio de modelo de negocio sin precedentes y que se esta adaptando a las nuevas exigencias y tendencias del sector, ya es conocido por todos los profesionales que a esta actividad se dedican.
 
Ahora los profesionales del sector (agentes financieros, EAFI, etc.) también tendrán que realizar un cambio en su negocio,  adaptando sus negocios a las nuevas exigencias regulatorias y administrativas que se impondrán con MiFID II,  así como  a una reducción en los márgenes de intermediación considerable, lo que les conllevará más carga de trabajo y menos retribuciones económicas.
 
Una solución para estos profesionales  pasa por la asociación, de tal manera que se constituyan unidades de negocio más fuertes, capaces de afrontar las nuevas exigencias regulatorias y económicas actuales y futuras. Esta situación de asociación no debe considerarse como una perdida de independencia con respecto a la cartera de clientes de cada profesional, ya que cada uno puede ser dueño de su cartera, pero con la tranquilidad profesional de  estar bajo una estructura de negocio que le de mayor protección profesional y laboral para continuar con su negocio.
 
En 2005 constituí como profesional independiente para prestar servicios de planificación financiera, creando para tal fin la empresa CGA Patrimonios. Años después en 2014 viendo que el mercado financiero estaba experimentando una total trasformación y considerando que las medidas regulatorias y administrativas con MiFID II iban a ser mucho mas exigentes, decidí poner en marcha Conecta Capital como empresa que acogiera bajo una misma identidad corporativa y modelo de negocio a diferentes profesionales del sector financiero.
 
Hoy en día esta empresa cuenta con siete asociados y la idea es que siga creciendo con nuevas incorporaciones, facilitando su crecimiento y mejora de condiciones laborales y económicas, dándoles seguridad para su continuidad. Creo que con una estructura empresarial más fuerte se podrá afrontar con mayor garantía las nuevas exigencias regulatorias MiFID II y se podrán negociar mejores condiciones para el conjunto de asociados de Conecta Capital con las entidades con las que se trabajen, incluso en un futuro próximo convertirse en agencia de valores.