Tags: Banca privada |

"La transparencia es fundamental para que la EAFI pueda ofrecer un servicio de primera calidad"


Juan María Soler Ruiz es la empresa de asesoramiento financiero independiente (EAFI) número 120 de las 127 que hasta ahora ha autorizado la CNMV. El pasado 19 de julio, la entidad supervisora daba luz verde a este profesional con más de diez años de experiencia en el sector. Soler, además, es la primera EAFI registrada de la región de Murcia. Anteriormente, su actividad laboral se centró en gestión de renta variable en sicav y patrimonio en banca privada y family office. 

Dedicación, transparencia e independencia”, son las premisas que seguirá Soler en su nueva andadura, explica en una entrevista concedida a Funds People. Su contacto directo con el cliente en la gestión, sin duda, ha fraguado estos principios básicos que quiere plasmar en su empresa.

La búsqueda de un asesoramiento más profesional y, sobre todo, más personalizado hacia sus clientes, ha llevado a Soler a embarcarse en la aventura de las EAFI. “Para ofrecer un buen servicio, y de calidad, es preciso que asesor y cliente tengan los mismos objetivos”, señala.

El profesional insiste en que exista una mayor protección del cliente desde el desarrollo de un “negocio sostenible, independiente y transparente. El modelo de negocio se basa en la arquitectura abierta. Tener bien claro en qué hay que invertir y dónde hacerlo”.

Soler tiende más hacia el modelo del family office, de clientes con un patrimonio elevado, pero sin descuidar a aquellos con un potencial de inversión medio-alto. “Traducción y filtrado del producto financiero para el inversor. Así se consigue un servicio con un alto estándar de calidad”, explica. Para Soler, es importante que sus clientes entiendan bien los entresijos del sistema financiero actual, puesto que “ha habido una pérdida de confianza importante en el sector. Para recuperar esa confianza perdida es muy importante la labor docente del asesor en cuanto a temática financiera con su cliente", señaliza.

En cuanto al tema de las retrocesiones, el profesional lo tiene claro: “Tienen que ser conocidas por el cliente en todo momento”. Su filosofía al respecto es clara: “el inversor tiene que acostumbrarse a pagar el asesoramiento personalizado. Las retrocesiones, en caso de existir, no pueden mermar en ningún momento la calidad del servicio”. Los objetivos de Soler son a largo plazo. “A través de una mayor dedicación al cliente, se puede ofrecer un mejor servicio y valor añadido”, ha apuntado.

Situación actual de las EAFI y los agentes en España

Soler afirma que hay sitio en el mercado para las EAFI y los agentes, aunque ve una mayor proliferación a largo plazo de la primera figura, puesto que aportan el valor añadido de la arquitectura abierta de este tipo de empresas de asesoramiento, y la seguridad que ofrece al inversor la regulación de la CNMV.

Las empresas de asesoramiento financiero no llevan demasiado tiempo operando en España, pero estamos, sin lugar a dudas, ante un proceso de expansión y crecimiento del sector, según Soler. “La CNMV y las EAFI tienen que dar cuenta a los inversores de la importancia de este tipo de empresas, y evitar el asesoramiento no regulado. Por el momento, hay que ver cómo se va adaptando España a este ‘nuevo’ modelo de asesoría”, concluye.

Lo más leído