Tags: ISR |

La transición sostenible: uno de los mayores generadores de oportunidades en el mundo de la inversión


TRIBUNA de Sophie del Campo, directora general de Natixis IM para Iberia, Latam y US Offshore. Comentario patrocinado por Natixis IM.

El mundo cada vez está navegando con más velocidad hacia la sostenibilidad. No hay ningún tipo de dudas. Lo estamos presenciando en todos los ámbitos y el de la inversión no es ajeno a esta gran revolución. ¿Es una moda pasajera o de verdad se pueden alcanzar grandes oportunidades de cara al futuro? En mi modesta opinión, el crecimiento puede ser aún mayor del que ya se ha vislumbrado en la actualidad. Se trata de una tendencia de la que nos podemos beneficiar como inversores.

Puede parecer una tarea abrumadora, pero todavía tenemos la posibilidad de invertir ciertas tendencias negativas, adaptarnos para mitigar los daños, recuperar ecosistemas esenciales y proteger con más firmeza lo que aún nos queda. En aras de conseguir la sostenibilidad a largo plazo, hemos de abordar el medio ambiente, el clima, la economía y la sociedad como partes inseparables de una misma entidad.

Una muestra de todo esto es cómo cada vez más empresas entran a desarrollar criterios de buena gobernanza. ¿Por qué es importante gobiernos corporativos responsables? Desde Natixis IM creemos que este esquema nos permite dirigirnos a compañías de alta calidad que demuestran un alto nivel de transparencia e integridad.

La transparencia y la fiabilidad ofrecidas por tales empresas a menudo van de la mano de la capacidad de recuperación (la facilidad que tienen o no de resistir un entorno adverso y desafiante), la recurrencia (la capacidad de garantizar retornos sostenibles de los accionistas) y el rendimiento a largo plazo.

Es por ello por lo que, desde DNCA Invest Beyond, affiliate de Natixis IM, una de nuestras principales apuestas es la de ofertar una amplia gama de fondos responsables y sostenibles. Productos dedicados a la selección de acciones bajo el paraguas de los criterios ESG, excluyendo empresas que no puedan cumplir con las características básicas de responsabilidad social corporativa y centrándonos en aquellos valores que contribuyen positivamente a la transición sostenible.

¿Cuáles son las ventajas que encontramos en invertir siguiendo estos pasos y por qué resulta de interés apostar por la transición sostenible? Principalmente, abogar por la responsabilidad contribuye a la transición económica sostenible si invertimos en empresas consideradas de calidad de acuerdo con criterios financieros y extrafinancieros que apliquemos. Así, se pueden obtener rentabilidades aprovechándonos de los cuatro desafíos para evolucionar hacia la sostenibilidad.

El avance hacia una economía más sostenible es la confluencia de desafíos económicos y tendencias sociales a largo plazo. En este sentido, en Natixis IM creemos que la tecnología es una de esas áreas destacadas debido al potencial que tienen de cara al largo plazo la automatización, la eficiencia energética, los vehículos sin conductor, la circulación de productos e información y un largo etcétera.

A mi modo de ver se puede sacar ventaja competitiva de la tecnología puntera para proporcionar respuestas al desafío del cambio climático. Por ejemplo, hacer que las industrias y los productos sean más eficientes energéticamente, o producir componentes esenciales para las energías renovables.

Esto se podría incorporar de igual manera a la transición económica, apoyando al desarrollo de las infraestructuras, las conectividades, los servicios digitales y la logística optimizada para enfrentarnos los desafíos en el eje económico-social.

Por otra parte, la digitalización es otro elemento que puede generar importantes rendimientos a las carteras. Es decir, incorporar empresas que operan en la economía digital con una ventaja competitiva a largo plazo (comercio electrónico, Internet móvil, tecnología de cifrado, seguridad de internet, o el big data).

A ello habría que añadirle cómo el factor demográfico crea valor añadido. Sin ir más lejos, para 2050, el 25% de la población china tendrá más de 50 años, el 66% de la población vivirá en ciudades, o los niveles de vida en todo el mundo convergerán. Esto no debe permanecer ajeno a las estrategias para tomar las decisiones de inversión.

Además, el camino hacia una transición económica sostenible tiene un claro impacto en la asistencia sanitaria: la población envejece, el desarrollo de MedTech e inmunoterapia, o la prevención de enfermedades endémicas, son varias razones por las que se puede apostar por este sector en concreto.

No podemos olvidarnos de cómo la configuración de la importancia que tiene para nuestras carteras la aplicación de criterios ESG. Y es que teniendo en cuenta todo lo anterior y siendo cuidadosos con las selecciones podemos tener importantes rentabilidades en las carteras. La evolución hacia una mayor sostenibilidad nos puede proporcionar grandes alegrías si sabemos gestionarlas, además de respetar una ética óptima con el entorno que nos rodea.

Profesionales
Empresas

Lo más leído