La transición hacia la rentabilidad objetivo no garantizada: objeto de supervisión de la CNMV en 2013


En el primer ejercicio de la crisis en donde el volumen de suscripciones ha superado a los reembolsos, Javier Fresno, subdirector del Departamento de Autorización y Registros de Entidades de la CNMV, ha realizado un análisis de los puntos principales del curso a punto de terminar en la XVII Edición del Forum Fund Experts organizado por iiR España, con especial énfasis en la supervisión por la transición que ha existido de los fondos garantizados a los de rentabilidad objetivo, gran éxito de captaciones del año.

Recomendaciones por parte de la CNMV en la comercialización de estos fondos

El vencimiento de los garantizados ha condicionado a que las gestoras actuasen de tres formas distintas, desde las que han optado por renovar la garantía y lanzar una nueva versión del fondo, hasta los que las han fusionado con otros fondos, y en su mayoría, los que han aplicado un cambio de política de inversión. El último proceso no está impedido por la normativa y ante él, tampoco se exige el consentimiento expreso del inversor. En el caso de la sustitución de la política de inversión, el procedimiento aplicable consiste en informar con un mínimo de 30 días y otorgar el derecho de separación gratuita, es decir, reembolsar sin gasto alguno durante este periodo.

"Con el riesgo de que el inversor no sea consciente de este cambio", como explica Fresno,  desde la CNMV han subrayado la necesidad de reforzar la información por parte de las gestoras. Las medidas tomadas van desde recalcar en el folleto, DFI o cualquier tipo de comunicación el carácter de que se trata de un producto no garantizado, junto a permitir que se pueda registrar con anterioridad el DFI – donde se indicará la fecha de inicio de la nueva política del fondo - para poder enviarlo así junto al escrito dirigido a los partícipes.

Asimismo, en este escrito, además de hacer hincapié de que el fondo deja de estar garantizado, se debe informar al partícipe de que si no reembolsan, supone que aceptan el cambio.

La rentabilidad objetivo: sub-categoría con mayor crecimiento del año

Los datos no mienten. La categoría de gestión pasiva en donde están encuadrados estos productos, ha crecido durante el 2013 en un 140,18%, representando este tipo de fondos en torno a un 90% de las aportaciones netas de los partícipes, en gran parte, debido a la negativa de los bancos a garantizar nuevas emisiones de garantizados, según matiza Fresno.

Las gestoras nacionales así lo valoran, como es el caso de La Caixa. Juan Bernal, director de Desarrollo de Producto – Banca Privada y Banca Personal del grupo, explicaba en el encuentro como, dentro de su red de banca minorista, este tipo de fondos han servido como tránsito a los inversores a plazo. Estos productos, junto a los mixtos, han sido los principales activos de crecimiento para la gestora en 2013.

La rentabilidad objetivo también ha sido un éxito de ventas para Barclays Wealth and Investment Management, al igual que la renta fija española. Pablo Martínez Alberola, Head of Fund Sales Spain de la firma, considera a este tipo de fondos no garantizados como un “hito de la industria”.

Ambas gestoras resaltaron en la jornada la buena evolución de estos productos. Sin embargo, y al igual que el resto de entidades participantes en la jornada, consideran la gestión y el asesoramiento de carteras como un servicio primordial de las gestoras, un punto de análisis que se desarrollará mañana en profundidad.  

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído