La tendencia en Europa es clara: menos monetarios y más apetito por el riesgo


La industria de gestión de fondos europea registró en septiembre salidas netas por 9.200 millones de euros, lo que reduce las entradas netas en lo que va de año hasta los 150.000 millones, según los datos publicados en el último informe de Lipper Thomson Reuters, que incluye el dinero en fondos monetarios. A pesar de que la cifra mensual no es positiva en su conjunto, los datos muestran que este comportamiento se debe fundamentalmente a las fuertes salidas de los monetarios (22.200 millones de euros), salidas que se  vieron parcialmente compensadas por las entradas en renta variable (10.300 millones) y fondos mixtos (3.000 millones).

Dentro de la renta variable, los fondos de bolsa europeo fueron los que atrajeron más atención por parte de los inversores, como demuestran las entradas de 4.700 millones de euros que entraron en esta clase de activo en septiembre. Le siguieron los fondos de renta variable global (3.600 millones) y los productos multiactivos (2.800 millones). Justo en el lado contrario se situaron los fondos de renta variable alemana, que sufrieron salidas de 1.800 millones de euros en el mes, las mismas que las registradas por la renta fija americana.

Las cifras publicadas por la proveedora de datos muestran una gran dispersión por países. España fue el mercado donde se produjeron las mayores captaciones en el mes, con 1.400 millones de euros, seguida de Italia, con 1.000 millones, y Suecia, con 300 millones. Esto supone una continuación de la tendencia registrada en agosto, mes en el que Italia, con 1.100 millones de euros, y España, con 800 millones, lideraron el ranking de países por flujos de entrada netos. En el otro extremo volvió a situarse Alemania, con salidas de 900 millones de euros (en agosto habían salido 1.100 millones de euros).

Aunque de acuerdo con los datos de Lipper Thomson Reuters los fondos de renta variable volvieron a experimentar flujos de entrada muy fuertes en septiembre, la renta fija sigue siendo la clase de activo más vendida en lo que va de año (91.600 millones de euros). BlackRock, con ventas netas de 2.200 millones de euros, fue la entidad que registró las mayores captaciones en septiembre. Le siguieron J.P.Morgan AM, con 1.200 millones, e Invesco, con 800 millones. El mes anterior, la firma que más había vendido fue Deutsche Asset & Wealth Management (1.200 millones).

Las salidas este año a nivel europeo se concentran fundamentalmente en los fondos monetarios. Aunque la salida de dinero se vio cortada en agosto, mes en el que esta clase de activo se anotó las mayores entradas de dinero (5.700 millones), en septiembre se produjo una vuelta a la continuidad de la tendencia vista en 2013, como evidencian los 11.000 millones de euros de salidas registradas por estos productos en el año.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente