La tecnología médica suele traer alegrías y rara vez decepciona


Las reformas que se están llevando a cabo en los sistemas públicos de salud de los países occidentales industrializados están obligando a los proveedores a elevar la eficiencia de la atención al paciente, lo que supone la creación de nuevos productos y servicios. Además, comienzan a utilizarse tecnologías mínimamente invasivas, lo que se traduce en recuperaciones más cortas. El diagnóstico molecular es una de las áreas de más rápido crecimiento dentro de los tratamientos médicos. Permite diagnosticar síntomas rápidamente y crea tendencias en la medicina personalizada. Su misión es identificar qué grupos de pacientes están más indicados para recibir determinados tipos de medicamentos, en función de su perfil genético. Por último, aunque no menos importante, la demanda de tratamientos médicos está aumentando en los países emergentes, lo que está contribuyendo al desarrollo del sector. 

El crecimiento de las empresas de tecnologías médicas se ha acelerado considerablemente desde 2012. Aunque 2012 fue el año de la estabilización del mercado para las empresas, 2013 se ha caracterizado por una aceleración del crecimiento en varios frentes, especialmente en dos mercados consolidados como la cardiología y la ortopedia. Gracias a la normalización de las cifras de pacientes, la reorientación de la estrategia de negocio y la multiplicación de lanzamientos de productos innovadores con un claro valor añadido desde el punto de vista clínico, las empresas de tecnologías médicas están registrando crecimientos constantes de las ventas y aumentos de los beneficios por encima de la media, una tendencia que parece que se reforzará en el futuro. 

En este entorno, los ganadores son sobre todo las grandes multinacionales cotizadas del sector de la tecnología médica, ya que están bien preparadas para afrontar los desafíos actuales. Como le ocurrió a la industria automovilística hace 25 años, la atención sanitaria está experimentando cambios profundos a todos los niveles. Los hospitales tienen que soportar parte del riesgo financiero de los tratamientos, lo que ha desencadenado una oleada de consolidaciones y optimizaciones en los procesos y en el área de compras. Las soluciones informáticas sanitarias desempeñan un papel importante en este sentido.

En el plano de la oferta, es decir, entre los proveedores de tecnologías médicas, se están produciendo cambios similares: los proveedores de nivel 1 están suministrando sistemas completos y se están convirtiendo en proveedores de servicios y socios de externalización. Por ejemplo, la mayor empresa de tecnología médica del mundo, Medtronic, ha comenzado a construir, mantener y gestionar laboratorios de catéteres para grupos hospitalarios. Eso significa que Medtronic está vendiendo operaciones «todo incluido» a los hospitales —como implantes de marcapasos y de válvula aórtica transcatéter— a precios fijos y como una solución de «ventanilla única» y, por lo tanto, también asume la responsabilidad del resultado clínico. Esto permite a la empresa hacer un mejor uso de las economías de escala en la producción y la distribución, y reducir las presiones sobre los márgenes en el plano de los precios, ya que se garantiza la compra de determinados volúmenes de ventas. 

En el lado de los perdedores, cabe destacar que la situación se están complicando más para los proveedores de nivel 2/3 que suministran subsistemas y componentes. Se enfrentan a un crecimiento drástico de las presiones sobre los precios y sólo podrán sobrevivir a largo plazo a través de la innovación continua. Para los próximos años se espera otra oleada de consolidación y ya podemos ver las primeras señales. 

Recientemente han sido noticia precisamente los planes de fusión entre Medtronic y Covidien. Es una respuesta a los desafíos que plantea la industrialización y que ya hemos mencionado. La amplia y completa gama de productos resultante creará sinergias en logística y distribución. Esto permitirá a los clientes beneficiarse de precios más bajos, mientras que los proveedores podrán mantener su rentabilidad. La fusión de Medtronic y Covidien creará no sólo una plataforma para el crecimiento futuro, sino también una propuesta de inversión muy atractiva con un importante recorrido en la cotización. El crecimiento de las ventas se está acelerando, el negocio está mejor diversificado, las barreras de entrada son altas y, con una capitalización bursátil de 65.000 millones de dólares, se abrirán las puertas a nuevos grupos de inversores. El perfil de riesgo-rentabilidad de Medtronic se está haciendo mucho más atractivo, con un potencial alcista de más de 20% frente a los valores de bienes de consumo comparables. 

La importancia de la tecnología médica dentro del sector sanitario 

Alrededor de dos tercios del índice MSCI Healthcare están formados por empresas farmacéuticas, y las empresas de tecnologías médicas, biotecnología y servicios sanitarios suponen cada una alrededor del 10%. La tecnología es el segundo mayor subsector, pero con frecuencia pasa desapercibido en las asignaciones de activos. 

Los inversores que prefieran un perfil de riesgo-rentabilidad más conservador deben tener en cuenta los acontecimientos actuales específicos de cada sector en sus decisiones de inversión. Por ejemplo, el sector farmacéutico se comportó mucho peor que la media del mercado durante «la crisis del fin de las patentes». Son precisamente estos sucesos específicos de cada sector los que nos llevan a pensar que la tecnología médica entrará en una espiral alcista durante los próximos años y que tiene potencial para superar al conjunto de la bolsa y al sector farmacéutico. 

Empresas

Noticias relacionadas