Tags:

“La tecnología está en todas partes y volverá a las carteras este año”


La tecnología vuelve a las carteras, gracias a la opinión favorable de la mayoría de gestores, que coinciden en señalarla como una de las áreas con más atractivo en 2010, una afirmación que comparten en UBS Global AM, gestora que hace apenas nueve meses renovó su oferta en este sector para adaptarla a un ambiente más propicio. “Nos gusta la tecnología y nos posicionamos alcistas, especialmente en firmas más pequeñas con mayor potencial de crecimiento y en sub-sectores como biotecnología”, afirma Angus Muirhead, gestor del fondo Global Multi Tech de UBS, nacido en julio de 2009 en sustitución de otro fondo tecnológico y dentro de un contexto más positivo, después de dos años marcados por la crisis y un frenazo del gasto tanto de los consumidores como de las empresas.

“En ese tiempo, las innovaciones se han multiplicado, con nuevos productos que permiten por ejemplo ahorrar energía y las compañías no pueden permitirse el lujo de perdérselos porque podrían poner en riesgo sus negocios”, afirma el gestor. Así, el timing acompaña y el impulso vendrá de la mano de la recuperación económica, que devolverá la demanda y el gasto a niveles previos a la crisis, impulsada por grandes proyectos como los chinos. También sus niveles de cash servirán de apoyo a futuras fusiones y adquisiciones, lo que animará el sector.

Pero lo que realmente distingue el fondo de UBS de otros tecnológicos consiste en el concepto “multi”, que añade nuevas áreas a las inversiones tradicionales en firmas software o semiconductores, ligadas al negocio informático y de telefonía móvil. De hecho, estas últimas representan actualmente alrededor del 40% de su fondo. “La tecnología está en todas partes, en todos los sectores, y evoluciona a diario”, asegura el gestor, algo que les hace invertir en tecnología médica (instrumental, biotecnología…, que ocupa aproximadamente el 30% de su cartera), verde (energías alternativas, combustibles verdes o tecnología agrícola, con un peso del 13%) e industrial (robótica y tecnología espacial, con el 12% aproximadamente).

Un 5% por encima del mercado

“El MSCI World IT no está compuesto por firmas puramente tecnológicas, está pensado para invertir en firmas que tradicionalmente se consideran así pero nosotros nos hemos parado a pensar qué es realmente la tecnología y por eso incluimos otros cosas que aportan valor añadido” y que, gracias a la diversificación de firmas más cíclicas con otras que lo son menos, permite reducir la volatilidad del fondo, compuesto exclusivamente por renta variable y con posiciones largas, sin derivados. Los gestores esperan superar al mercado en al menos un 5% con un menor riesgo; al no tener benchmarck, usan en un 50% el MSCI World y en otro 50% el MSCI World IT. “Si el mercado evoluciona plano, serían aceptables retornos de entre el 5% y el 10% para este año, pero tampoco me sorprenderían rentabilidades mayores al 10%, similares a las que ha dado el producto desde su lanzamiento”.

El fondo, compuesto por entre 40 y 50 compañías, cuenta con un doble proceso de selección. Por un lado, los analistas seleccionan, con una metodología fundamental y de entre un universo de 2.000 valores con un perfil value y mayor capitalización, los 400 valores que podrían ser relevantes para la cartera del fondo, de los cuales el gestor selecciona las mejores ideas, que representan el 70% de la cartera: en total, una veintena de valores muy bien conocidos en los que el fondo tiene grandes posiciones (de entre el 2,5% y el 7%). Por otro lado figuran entre 20-25 propuestas que suponen el 30% restante de la cartera y cuyas ideas vienen de fuera.

Mayor potencial

Se trata sobre todo de compañías más pequeñas, con alrededor de 1.000 millones de dólares de capitalización, mayor potencial de crecimiento e impulsadas por catalizadores distintos de las valoraciones, oportunidades que el gestor considera aún más interesantes pero que introducen mayor riesgo, razón por la que las posiciones son menores y oscilan entre el 1% y 1,5% por cada valor. Con todo, Muirhead se declara agnóstico “en cuanto a elegir entre perfil de valor o crecimiento, porque invertimos donde tiene sentido hacerlo”.

Su filosofía es normalmente de largo plazo, pero son flexibles para adaptar sus movimientos a sus perspectivas de fair value. De hecho, y al estar dirigido principalmente al inversor minorista, también consideran factores de corto plazo, con el objetivo de tomar beneficios cuando corresponda y hacer frente a potenciales reembolsos. De hecho, el gestor intenta mantener un balance de liquidez de entre el 2% y 3% para hacer frente a los flujos diarios, si bien actualmente el nivel es mayor (entorno al 5% de un límite de 10%). “Si no hay convicción en las inversiones prefiero tener más liquidez”, advierte el gestor.

En cuanto a su exposición geográfica, el fondo Global Multi Tech centra las mayores posiciones en Norteamérica, que ocupa alrededor del 62% del portfolio, Europa (25%) y países de la región Asia-Pacífico (aproximadamente el 8%), especialmente Japón y Taiwán y China, si bien es un "fondo global presente en cualquier lugar donde puedan encontrarse oportunidades”. Entre las compañías que tienen en cartera, figuran las españolas Gamesa y Abengoa. El fondo no cubre la exposición a divisa y se basa en la diversificación y en un modelo matemático para gestionar los riesgos, si bien el gestor decide en última instancia si aceptar un valor con más volatilidad de la prevista.

Lo más leído