La Superintendencia reduce la información publicada sobre inversión en el extranjero de las AFP


La inversión extranjera de las AFP es fundamental para diversificar los activos de los afiliados chilenos. Además, ha supuesto un atractivo para gigantes de la industria que han puesto a Chile en el centro de su estrategia internacional. No en vano, la inversión en el exterior de los fondos de pensiones alcanzó los 72.671 millones de dólares al cierre de junio, casi todo en fondos y ETF transfronterizos.

Así lo reflejan las estadísticas del informe trimestral ‘Inversión de los Fondos de Pensiones’ del segundo trimestre, con un modelo que sustituye al anterior informe trimestral ‘Inversión de los fondos de pensiones en el extranjero’. En realidad, la principal diferencia es que se ha recortado la información recopilada y publicada por la Superintendencia tanto cualitativa como cuantitativamente para la exposición a activos extranjeros y se incorpora información sobre la inversión local.

Antes, el informe trimestral de inversión tenía 25 páginas útiles, y ahora tiene 17. A esto se añade que se amplía el abanico a la inversión en activos chilenos. ¿Dónde está la diferencia en la exposición a activos foráneos? Aunque no contesta aún la pregunta, la mayoría de los principales apartados siguen apareciendo, como la contribución a la rentabilidad de las pensiones de cada tipo de instrumento, la cartera total de las AFP dividida por tipos de instrumentos, los principales fondos mutuos y ETF por inversión de las AFP, o la diversificación por regiones y países.

Sin embargo, aquí aparece el primer recorte, seguramente es uno de los dos más notables. Además del apartado con los 21 países en los que las AFP tienen más inversión, a través de fondos de terceros, y que ahora sigue apareciendo, había una tabla con mucha más información. Los datos estaban en un anexo separados en 67 países, la inversión de cada multifondo en ellos, el agregado y el porcentaje frente al resto. En el informe del primer trimestre sólo quedaron por identificar 2.833 millones de dólares, un 4,2% de la inversión en el extranjero.

Desaparecido este anexo, la información publicada en el nuevo informe sólo hace referencia a un ranking con 21 países, que acumulan el 88,8% de la inversión, al cierre del segundo trimestre, quedando por conocer en dónde está la exposición del 11,2% restante, equivalente a más de 8.100 millones de dólares.

No es lo único que se echa en falta. Ya que no es el único anexo obviado. La CCR filtra los fondos y ETF en función de varios requisitos entre los que está que el país en el que se encuentra listado el vehículo tenga la calificación de grado de inversión por parte de las tres grandes agencias de rating del mundo, Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch. Precisamente la nota de bono basura hasta este año de Irlanda impedía a los managers registrar fondos de este país, uno de los principales domicilios de vehículos de inversión.

Este filtro se realiza por tanto según dónde está registrado el fondo, pero no dónde invierte. En el anterior modelo de informe trimestral, la Superintendencia de Pensiones agrupaba todos los países en los que tienen inversión las AFP por el grado de inversión. En países ‘AAA’ por ejemplo (Alemania, Luxemburgo, Singapur y Australia principalmente), tenían 6.476 millones de dólares a 31 de marzo. Mientras que en el lado contrario, en países ‘B’ o ‘BB’ (Indonesia, Turquía, Hungría o Sri Lanka), tenían 1.591 millones de dólares. Este anexo tampoco forma parte ya del nuevo informe de la Superintendencia de Pensiones sobre la inversión de las AFP. Al menos en su primera edición con el recién estrenado modelo.

Lo más leído