Tags: Negocio |

La sucursal de Jupiter AM en España pasa a depender de Luxemburgo ante el Brexit


La industria de la gestión de activos prolonga su éxodo de Reino Unido ante su inminente salida de la Unión Europea. El pasado 1 de marzo Jupiter Asset Management modificó sus principales sucursales, entre las que se encuentra la española, para depender de la entidad en Luxemburgo como parte de sus planes de contingencia ante el Brexit. Más allá de esta modificación técnica, el cambio no supone impacto alguno para los equipos de gestión ni para los clientes o el negocio en España.

Jupiter AM entró en el mercado español en octubre de 2014, y abrió la oficina de Madrid en junio de 2016, con Gonzalo Azcoitia al frente desde el principio.

Según cuenta la entidad a FundsPeople, Jupiter Asset Management International S.A. es ahora la empresa gestora de la sicav domiciliada en Luxemburgo. “Esto nos permite asegurar que tenemos una compañía pasada en la Unión Europea para dar servicios a clientes y hacer crecer nuestro negocio”, explica. Jupiter AM International toma las riendas de la gestora basada en Reino Unido, Jupiter Unit Trust Managers (JUTM), que seguirá gestionando los fondos británicos.

Blindadas ante el Brexit

En los últimos dos años varias firmas han trasladado los activos de sus clientes europeos fuera del país y mudado sus sucursales para depender de Luxemburgo.

En los apenas meses que han transcurrido de 2019, varias firmas internacionales han tomado medidas concretas para proteger el patrimonio de sus clientes europeos ante los riegos de un Brexit sin acuerdo. T. Rowe Price, Franklin Templeton y Capital Group han reorganizado su negocio para pasar a depender de la entidad en Luxemburgo. Una lista que iniciaron en 2018 gestoras como Legg Mason o Schroders.

Ya en mayo de 2018 Columbia Threadneedle Investments comunicaba sus planes para transferir los activos de sus clientes en la UE desde la gama OEIC que tiene la firma en Reino Unido a los fondos equivalentes de su gama domiciliados en su sicav de Luxemburgo, con el objeto de prestar el mejor servicio a los clientes europeos tras la salida del Reino Unido de la UE.

En similar línea se movió semanas después M&G Investments, que transfirió las clases de acciones no denominadas en libras esterlinas de 21 de sus fondos OEIC domiciliados en el Reino Unido a fondos equivalentes en su gama luxemburguesa.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído