Tags: Renta Fija | EE.UU |

La solución made in Arizona de NN IP para protegerse en un escenario de subida de tipos


El NN (L) FLEX Senior Loans es una de las estrategias de NN Investment Partners más populares en España. Se trata de un fondo con la calificación Blockbuster Funds People que invierte en préstamos con categoría senior originados por bancos comerciales y otras grandes instituciones financieras y que están asegurados o colateralizados por los activos de las empresas prestatarias. Son emisiones de un tamaño que va desde los 50 millones de dólares hasta más de 3.000, que están emitidas a tipo flotante con spreads sobre el Libor por empresas con calidad crediticia por debajo de grado de inversión.

El principal atractivo de estas emisiones radica en que ofrecen una baja correlación con las principales categorías de renta fija, baja volatilidad, presentan el mayor Ratio de Sharpe de todas las categorías de activos, permiten un ajuste eficiente de los spreads de crédito ante cambios en la calidad crediticia de los emisores y protegen ante subidas de tipos de interés. El objetivo del NN (L) FLEX Senior Loans es proporcionar un rendimiento ajustado al riesgo superior a largo plazo en un ciclo de mercado completo mediante la inversión en una cartera diversificada de préstamos sindicados.

Los profesionales al cargo de esta estrategia forman un equipo compuesto por 46 personas dedicado exclusivamente a esta clase de activos en Scottsdale (Arizona), con mucha experiencia (los dos cogestores responsables tienen más de 25 años de experiencia en esta clase de activos) y que, en total, gestionan un volumen que alcanza los 21.000 millones de dólares. Tienen un sistema de trabajo en equipo, de gestión y análisis propio e incluso cuentan con un equipo de apoyo de trading, operaciones, análisis y personal legal. En los últimos cinco años, han logrado generar con la estrategia una rentabilidad anualizada neta del 4,2%.

Lo que buscan son préstamos top-tier non-investment grade que ofrezcan el mayor valor relativo en su clase y también muy líquidos, que permitan una gestión activa de la cartera. “Típicamente éstos muestran una menor volatilidad y permiten una ejecución superior en momentos de estrés”, afirman. Aplican un proceso de inversión disciplinado, en el que la gestión corre a cargo de comités de inversión en lugar de un sólo gestor. Recurren al análisis de crédito fundamental para identificar las oportunidades de valor relativo y calculan diariamente el valor de mercado a través de empresas de valoración externas.

En lo que va de año, los gestores han realizado algunos cambios tácticos en el posicionamiento. El más importante ha sido la reducción del peso del sector retail. En junio, era del 4,7%, frente al 7,57% que tenía a cierre de 2016. Esto hace que, en estos momentos, el equipo esté ligeramente infraponderado con respecto al índice (5,1%). Las compañías vinculadas a la salud es otro área donde este año ha habido cambios. El peso del sector en diciembre era del 10,9%, cuando a cierre de junio alcanzaba el 12,3%. Es decir: su visión sobre él ha mejorado, lo que les ha empujado a ser más constructivos tanto en el mercado primario como secundario.

En lo que respecta a las perspectivas, el equipo gestor espera seguir viendo volatilidad en los mercados. “Creemos que la demanda de los inversores por esta clase de activo seguirá sirviendo de apoyo, aunque no queda mucho jugo desde una perspectiva de apreciación del precio de los activos”, indican. Aunque creen que el entorno de defaults permanecerá en niveles relativamente bajos por lo menos durante otro año más, reconocen que persisten riesgos idiosincrásicos en ciertos sectores, como por ejemplo en el de retail o el energético, donde también ha reducido su exposición en 2017 (del 1,15% de cierre de 2016 al 0,55% de junio).

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído