Tags:

“La situación en EEUU mejorará y Obama se llevará el mérito por ello”


Ser estadounidense y estar de visita en Madrid el día después de las elecciones lleva a que la primera pregunta obligada sea sobre la llegada de Barak Obama a la Casa Blanca.



Scott Glasser, director de la boutique ClearBridge Advisors, perteneciente a Legg Mason, visita estos días nuestro país para reunirse con inversores y ve la nueva situación del suyo con expectación.



“Los políticos reciben alabanzas o culpas por lo que ocurre en la economía y en muchas ocasiones las cosas ocurren independientemente de que ellos estén ahí o no”, asegura.



Y algo que ocurrirá en los próximos años y por lo que Obama se llevará los méritos será la recuperación de la economía estadounidense. “Estamos en mitad de la recesión, habrá mucha volatilidad en los mercados en los próximos meses, pero luego la economía y los mercados se recuperarán”, dice Glasser.



Aunque asegura que es la peor crisis que jamás ha vivido y considera que 2009 será un año extremadamente complicado, no cree que estemos ante una depresión como la de los años 30. “La respuesta de las autoridades norteamericanas está siendo distinta ahora, tampoco en la última depresión había protección del ahorro de los inversores y entonces Estados Unidos se aisló comercialmente, mientras que ahora mantiene abiertas las líneas de comercio con otros países”, explica Glasser, que también es cogestor del US Appreciation Fund de su gestora.



Cree que estamos todavía en la mitad de la recesión y que hay excesos de otros años que hay que purgar del sistema. Aún así, está convencido de que “los mercados pueden subir en épocas de recesión, una vez sepan cuán de profunda y duradera será la crisis. La pregunta que se hace el mercado es si la economía está débil, muy débil o es un desastre”, dice.



Por ello, considera que es un buen momento para entrar en la renta variable estadounidense ya que allí la recuperación será más rápida, pues sus empresas han sido más transparentes hasta ahora, y frente a la posición de negación de la realidad en otros países, en Estados Unidos hay un mayor deseo de tomar medidas ante la crisis.





Un fondo consistente

El fondo que gestiona Glasser, ClearBridge US Appreciation Fund tiene un patrimonio de 30 millones de dólares y se sitúa en el primer cuartil a uno, dos, tres años y desde su lanzamiento (en 1979).



Glasser define su estilo de gestión como consistente y su preocupación en épocas de crisis como la actual es la de preservar el capital. Por ello, se dejan guiar por su experiencia y buscan “buenas historias de inversión”, independientemente del sector al que pertenezca la compañía.



Por ejemplo, en los últimos meses han aumentado su posición en Travelers Cos., una aseguradora inmobiliaria. Una compañía a priori perteneciente a dos sectores “peligrosos” actualmente (financiero e inmobiliario) pero que tiene un gran potencial en los próximos meses en opinión de los gestores, ya que cuenta con un balance sólido, unas cuentas saneadas y cotiza a precios bajos, con lo que están seguros de su recuperación.
 

Empresas

Lo más leído