La SIPC podría necesitar 1.100 millones de dólares adicionales para atender reclamaciones por el caso Madoff


La SIPC ha enviado al Congreso de EE.UU. una carta explicando que el importe reclamado por las víctimas del caso Madoff supera ampliamente los fondos de los que dispone la agencia para su reembolso.

Según recoge la carta enviada al Congreso por la SIPC el 7 de septiembre y a la que ha accedido Bloomberg, las reclamaciones de los afectados por Madoff en base a la contabilidad falsa de la firma suman 57.200 millones de dólares. Las reclamaciones basadas en las pérdidas reales entre lo invertido y lo recuperado ascienden solo a 17.300 millones de dólares. La SPIC tiene obligación de reembolsar a las víctimas un máximo de 500.000 dólares en la mayoría de las reclamaciones por pérdidas de principal, y ya ha asignado 888 millones de dólares para este pago, pero si se ve forzada a pagar también por las pérdidas contables, va a necesitar 1.100 millones de dólares adicionales.

La SIPC, organismo de protección al inversor de EE.UU., contaba en agosto con fondos disponibles de 1.200 millones de dólares, y podría acceder vía préstamos de la SEC a 2.500 millones de dólares adicionales.

El esfuerzo que va a realizar la SIPC es considerable teniendo en cuenta los datos históricos. La agencia fue fundada en 1970 por el Congreso y desde entonces hasta el caso Madoff había adelantado 520 millones de dólares a unos 763.000 afectados por quiebras de entidades de valores en el país. Los 888 millones de dólares asignados a para víctimas de Madoff hasta el momento ya superan los reembolsos del organismo en toda su historia anterior.

Este asunto esta siendo debatido en el Congreso, para que la SIPC (Securities Investor Protection Corp) persiga no solo el cumplimiento de la ley, sino el espíritu de la ley, y cumpla su parte en la recuperación de la confianza de los inversores. En ese caso, podría verse obligada a pagar también por las pérdidas contables de las víctimas de Madoff para lo que debería echar mano de los préstamos de la SEC.

De hecho, la propia SEC, que es el organismo responsable de la inspección y control de las entidades de inversión en EE.UU., ha sido demandada por negligencia a la hora de destapar la estructura piramidal de Madoff, que estuvo operando durante dieciséis años con inspecciones regulares por parte de la SEC sin que se destapara la estafa. El pasado 24 de septiembre, la Fundación Litwin, ex cliente de Madoff, demandaba a la SEC por negligencia reclamando 19 millones de dólares más daños. La SIPC, por su parte, tiene funciones similares al FDIC o fondo de garantía de depósitos, aunque a escala mucho menor, en ningún caso se responsabiliza a la SIPC de la supervisión de las entidades de inversión.

Entre tanto Bernard Madoff, a sus 72 años, sigue cumpliendo condena por 150 años tras declararse culpable del mayor fraude piramidal de la historia de EE.UU.

Lo más leído