La selección nórdica de Fidelity


TRIBUNA de Paula Mercado, directora de Análisis, VDOS y quefondos.com.

Las expectativas para la renta variable a comienzos de 2017 se hacen eco de las del pasado año, al menos en cuanto a la estimada evolución de las cotizadas europeas se refiere. Ciertamente, las valoraciones son atractivas, la economía continúa creciendo lentamente, el consenso de estimaciones de resultados empresariales se posiciona al alza y el Banco Central Europeo (BCE) se reafirma en mantener su política monetaria expansiva.

Igual que sucedió con los principales índices del continente, la categoría VDOS de fondos de inversión de Renta Variable Internacional Europa no conseguía terminar 2016 en positivo. Pero diversos estilos de inversión, sectores, enfoques o ámbitos geográficos dentro de la región, han obtenido resultados diferentes, tal como demuestra Fidelity Funds Nordic Fund que, en su clase A de acumulación en euros, avanzaba un 26,37% por rentabilidad durante el pasado año.

Invierte su cartera mayoritariamente en tres tipos de empresas: las que están pasando por un proceso de saneamiento, las que están pasando por situaciones especiales y aquellas con respecto a las que el mercado subestima la intensidad y la duración de su crecimiento. Forma así una cartera de valores diversificada y gestionada activamente, que incluye principalmente valores cotizados en las Bolsas de Finlandia, Noruega, Dinamarca y Suecia.

Bertrand Puiffe, gestor del fondo, aplica un enfoque sin restricciones a la construcción de la cartera, invirtiendo en empresas en función de sus méritos y sin tener en cuenta su importancia en el índice. Adopta una postura a largo plazo que le permite beneficiarse de ineficiencias del mercado creadas por el horizonte temporal a más corto plazo de otros inversores.

Bertrand sigue un proceso de inversión muy disciplinado basado en la puntuación sistemática de empresas según factores cualitativos y cuantitativos. Cuenta con un enfoque disciplinado de la gestión del riesgo a nivel de valores y durante el proceso de construcción de la cartera.

Bertrand Puiffe se incorporó a Fidelity en agosto de 2006 como analista de valores franceses, focalizado en empresas de pequeña y mediana capitalización. En 2010, amplió su cobertura a pequeñas y medianas de Iberia. Con anterioridad fue analista sectorial paneuropeo en Rothschild & Cie rotando entre los sectores de tecnología, telecomunicaciones, aeroespacial y defensa, con parte del periodo cubriendo compañías francesas de mediana capitalización. Bertrand se graduó en el Instituto de Estudios Políticos de Burdeos y es Máster en Mercados Financieros por la Universidad Paris IX Dauphine (Francia).

El proceso inversor busca formar una cartera integrada por compañías con la máxima puntuación, fuerte enfoque en la gestión de riesgo y equilibrio óptimo entre rentabilidad y riesgo. Se parte de un universo de unos 450 valores con una capitalización de mercado de más de 150 millones de euros. A partir de este universo inicial, el equipo de análisis de Fidelity, brokers locales y análisis de terceros sirven de base para la generación de ideas de inversión en la siguiente etapa. La implementación de las ideas generadas sigue un proceso disciplinado de compras y ventas, en base a un modelo de puntuación propietario, asignándose el patrimonio a las posiciones con mayor convicción y ajustándose el tamaño de las posiciones por liquidez y volatilidad. Se llega así a una cartera final que incluye entre 40 y 50 valores.

Entre sus mayores posiciones encontramos nombres como la petrolera noruega BW Offshore Ltd (5,10%) la danesa AP Moller Maersk AS (4,70%) las suecas de consumo y sanidad Rezidor Hotel Group AB (3,60%) y Electa AB (3,60%) y la también noruega de consumo Schibsted AS (3,30%). Por país, las mayores ponderaciones corresponden a Suecia (37,10%) Noruega (26%) Dinamarca (17,60%) y Finlandia (17,20%). Industria (47,40%) servicios financieros (12,90%), servicios de consumo (11,40%) bienes de consumo (9,90%) y petróleo y gas (6,80%) representan las mayores posiciones en la cartera del fondo por sector.

La evolución histórica por rentabilidad del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2016 y 2017. A tres años, registra un dato de volatilidad de 17,84%, que se reduce hasta 13,66% en el último año. En este último periodo, la Sharpe del fondo es 2,04 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 7,20%. La suscripción de la clase A de acumulación en euros de Fidelity Funds-Nordic Fund requiere una aportación mínima de 2.500 dólares (aproximadamente 2.325 euros), aplicando a sus partícipes una comisión fija de hasta 1,50% y de depósito de 0,35%.

De acuerdo con el equipo gestor, las expectativas para los países nórdicos son positivas, ya que su nivel de déficit y deuda están por debajo de la media de la eurozona, contando con mayor margen para beneficiarse de los estímulos fiscales. Estos mercados han creado un campo propicio para los negocios, ya que su flexibilidad en los impuestos empresariales y los tipos de interés han promovido un crecimiento que, junto a un menor riesgo país, justifican la prima con la que cotizan las acciones nórdicas.

El fondo muestra una excelente evolución durante el pasado año y comienzos del actual, con una volatilidad que progresivamente está reduciéndose, obteniendo la calificación cinco estrellas de VDOS.

FIDELITY_FUNDS_NORDIC_FUND_A_ACC_EUR

Para información más detallada, ver ficha a continuación.

Archivos adjuntos

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas