La selección de fondos en Banco Espírito Santo: la clave está en la consistencia de resultados


Cuando en Banco Espírito Santo analizan fondos de inversión de terceros su máxima es, de los mejores productos, seleccionar aquellos con una mayor consistencia en los resultados. Así trabajan Óscar J. Vicente, director de Producto y Servicio del banco, y Mónica Rueda, product manager de fondos de inversión.

Su trabajo se plasma en dos realidades: una lista de fondos recomendados para la banca privada y la banca patrimonial de la entidad portuguesa en España y cuatro carteras modelo ajustadas a perfiles de riesgo. La selección de fondos de terceros para las sicav que gestiona el banco a través de su gestora local, Espírito Santo Gestión, y para la gestión discrecional de carteras de clientes se lleva desde la propia gestora y su responsable es María Rivera. En todo caso, ambos equipos trabajan de manera coordinada y su objetivo es mantener la coherencia en los fondos seleccionados respetando las caracteristicas propias de cada implementación.

“En los últimos seis meses ha habido una mayor penetración de los fondos de inversión y vuelve el apetitivo en la red por este producto pues entre las ventajas fiscales que tienen y que la oferta de pasivo se ha relajado, el fondo vuelve a ganar en atractivo”, dice Vicente. “En nuestra estrategia de producto del banco el fondo es clave”.

Su lista de fondos recomendada está compuesta por unos 130 productos, de 20 gestoras internacionales, entre las que tienen muy diversificado su patrimonio. Las que más peso tienen son J.P.Morgan AM, Carmignac, BlackRock, M&G Investments o Robeco. “Las gestoras ya cada vez ofrecen una gama más corta de productos, centran la comercialización en sus mejores fondos”, dice Vicente.

Seleccionan fondos que estén registrados en España y realizan un primer proceso de categorizacion de los fondos y en un primer momento realizan un análisis cuantitativo en el que tienen en consideración el ratio rentabilidad/riesgo y la consistencia en los resultados a un periodo de tres años. Entre los fondos del primer cuartil analizan el porqué de esas rentabilidades y cómo encajan en la asignación de activos del banco.

Resultado acorde con la política de inversión del fondo

“En nuestro análisis cualitativo buscamos que el resultado sea acorde con la política de inversión del fondo. Analizamos en detalle cómo es el proceso de construcción de la cartera, que es fundamental pues, al final, lo que tienes que explicarle al cliente es el por qué de los resultados del producto”, explica Rueda. “Queremos entender en qué gasta su presupuesto de riesgo el gestor y que tenga consistencia”.

En su lista de recomendados no incluyen fondos si no han tenido relación con el equipo de gestión del producto y empiezan a mirar productos a partir de los 50 millones de euros, si bien invierten una vez supere los 100 millones. “Hacemos excepciones a estas normas cuando encontramos productos excepcionales, que realmente descorrelacionen las carteras”, dice Rueda. Contratan a través de Allfunds Bank.

“Se ha acabado el mito del nombre; antes el ser una gran casa o tener un nombre reconocido era una justificación suficiente para vender”, dice Vicente. “Ahora la crisis ha puesto a todo el mundo al mismo nivel,  ha limpiado mucho entre las grandes gestoras y las más pequeñas, ha puesto a todo al mismo nivel y eso ha hecho que el proceso de análisis y selección tenga que ser más aséptico. Se ha abierto el espectro a nuevas gestoras”.

Buscan diferentes fondos en cada categoría para poder ofrecer la mejor alternativa a cada cliente y no incluyen ETF en su labor pues, como explica Vicente, “la generación de alfa sí requiere de análisis y selección, mientras que para la selección de ETF no es tan necesario”. Además, incluyen fondos de perfil alternativo o hedge funds en formato UCITS para el segmento de sus clientes de banca privada.

En su relación con las gestoras, en Banco Espírito Santo también es fundamental el post servicio pues exigen una relación “muy fluida”. Organizan videoconferencias periódicas con su red de banqueros a las que invitan a participar a las gestoras. “Mantenemos mucha relación con la red y es un contacto fundamental pues te permite además conocer las necesidades del cliente final”, dice Rueda.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído