La RSC y la Inversión Responsable (IR) van de la mano


Es difícil delimitar el origen exacto del interés por la RSC pues,  aunque hay autores que atribuyen su nacimiento a Sheldon (1923) y otros a Bowen (1953) ,no hay duda de que su mayor auge se ha producido a raíz de los escándalos financieros y el boom de las inversiones socialmente responsables que se producen a finales de los años 90. Además el concepto de RSC ha ido evolucionando desde su origen, y como señala Votaw (1972) tiene un significado pero, este, no siempre es el mismo para todo el mundo.
La RSC, se podría definir como una filosofía empresarial que recoge todas las políticas de actuación de carácter voluntario que, en el campo de la ética de los negocios, de la ecología y de la mejora de la sociedad, llevan a cabo las corporaciones y empresas dentro de su ámbito de actuación. Este tipo de políticas deben incorporar las expectativas sociales y medioambientales que afectan a todos los Stakeholders (“Grupos de interés”), dentro de las actividades de management, producción y comercialización de la empresa  como parte de sus estrategias de gestión a medio y largo plazo

Recapitulemos, teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, el inversor, llegados a este punto, se puede preguntar:

1) ¿Cómo puedo saber, teniendo en cuenta que  la definición de RSC puede tener muchos significados, diferentes interpretaciones y también distintas líneas de aplicación y de actuación, en que compañía debo invertir?
2) ¿El concepto de RSC es puramente teórico o es aplicable al mundo real de la inversión?.
3) ¿Invirtiendo en “Compañías Socialmente Responsables” además de crear valor estoy ejerciendo un impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente?

Las siglas E/S/G conforman el término anglosajón elegido, por la mayoría de las consultoras internacionales e inversores, para referirse al valor de una empresa en términos de “Responsabilidad Social Corporativa“. Estas siglas proceden de las iniciales de las palabras inglesas Environment (medio ambiente), Social y Government (gobierno corporativo). Un análisis más detallado de estas palabras nos va ha ayudar a entender mejor el concepto del término ¨ESG¨:

- La palabra “Environment” (que en español se corresponde con el concepto de Medio ambiente) alude, no solo al desarrollo ambiental sostenible, la prevención ambiental en general y de la contaminación en particular, sino también al uso responsable de los recursos naturales y de la energía.

- La palabra “Social“ alude no solo a la Sociedad y el bienestar social, sino también a la conciliación, la igualdad de oportunidades y de género, la educación, la formación, la protección de los derechos y  la calidad de vida.

- La palabra “Corporate Governance“(que en español se traduce Gobierno Corporativo), alude a los derechos y responsabilidades de los órganos de dirección de la Compañía, de su Junta Directiva, sus accionistas y los diferentes “grupos de interés” o Stakeholders de esa Compañía. Los Stakeholders son todos los afectados directa o indirectamente por la actividad de la empresa, a saber, accionistas, proveedores, empleados, directivos, clientes ….

Todo esto se plasma en la realidad de las empresas mediante un gran número de herramientas relacionadas con las RSC y la sostenibilidad empresarial que, en los últimos años, han surgido desde diferentes organizaciones, tanto públicas como privadas (Gobiernos, ONGs, etc…). Estas herramientas se consideran una ayuda para aquellas organizaciones que deseen actuar y comunicar los resultados derivados de las RSC y la sostenibilidad empresarial. Entre estas herramientas se encuentran los Códigos de conducta, los Sistemas de Gestión y Certificación, las herramientas de generación de Información. Además de estas herramientas también se dispone de una serie de indicadores de ESG que nacen para cubrir el vacío provocado por los sistemas tradicionales de información contable.

Por lo tanto, podemos responder a la primera pregunta que nos hacíamos diciendo que una empresa tiene, en términos de responsabilidad corporativa, un “valor“ que puede ser analizado a través de su filosofía empresarial, sus políticas de actuación y sus indicadores de ESG. Este análisis de información “extra-financiera” no es puramente teórico sino que es aplicable al mundo de la inversión y es fundamental  que se integre en el análisis tradicional de la decisión de inversión. pues, desde mi punto de vista, para poder ejercer adecuadamente la “responsabilidad en la inversión“hay que tener en cuenta, en el momento de tomar la decisión de inversión,  toda la información disponible.

La Inversión Responsable (IR), al menos la entendida como la que integra, a la hora de valorar y seleccionar un valor (ya sea de renta fija o de renta variable), de factores medio ambientales, sociales y de gobierno corporativo no sería posible si las compañías no comunicaran y publicaran lo que hacen al respecto. Para que esta comunicación sea efectiva es clave la iniciativa del IIRC (Consejo Internacional de Informes Integrados) que mantiene que los “Informes Corporativos“ deben evolucionar hasta convertirse en una comunicación concisa, en el contexto de su entorno,  sobre el modo en que la estrategia de una organización, así como su gobierno, desempeño y perspectivas conducen a la creación de un valor en el corto, medio y largo plazo. 

Durante los últimos años se han publicado diferentes estudios académicos que apoyan la idea de que prácticas de responsabilidad corporativa pueden, además de mejorar la evolución bursátil de un valor en el Mercado Financiero, reducir su coste de financiación externa. Esta es una “idea” interesante pues parece tener sentido invertir en estas empresas “socialmente responsables” , puesto que estas compañías pueden reducir su riesgo, y por lo tanto su coste de capital, y adicionalmente pueden mejorar su evolución bursátil así como tienen un impacto positivo o, al menos no negativo, en el medio ambiente y la sociedad.

Por tanto, atendiendo a todo lo expuesto anteriormente, podemos concluir que el desarrollo de la RSC y de la IR  va de la mano, es mas se retroalimentan mutuamente, ya que en la medida en que se mejore la comunicación de la información relativa a las actividades relacionadas con la responsabilidad corporativa y la dimensión extra-financiera de las empresas, los inversores podrán tomar decisiones con un mayor grado de eficiencia y más responsables.

Autor de la imagen: Afgomez, Flickr, Creative Commons

Noticias relacionadas

Lo más leído