“La República Checa, un país que brilla en el corazón de Europa Central”, según Axa IM


"El tamaño de la economía checa es pequeño, si bien está abierta y particularmente expuesta a las oscilaciones de la demanda externa de Alemania", una circunstancia que, según señala Axa Investment Managers en un informe titulado Czech Republic: the brigh spot in Central Europe, es una ventaja para el país en estos momentos. De acuerdo con las estimaciones de la gestora francesa, el PIB checo podría crecer este año en torno a un 2%, “aún descontando una ralentización de la economía alemana”. 

 

En este sentido, los expertos de la firma consideran que las buenas perspectivas económicas para el país se complementa con un incremento de los salarios reales y, además, con un sistema financiero que goza de buena salud, capitalizado, y con unos ratios de morosidad muy bajos y unas necesidades de liquidez manejables. De hecho, desde Axa IM destacan que el crecimiento del crédito en el país (que califican de alta calidad) se está viendo financiado primordialmente por los depósitos domésticos.  

 

En lo que respecta a sus cuentas públicas, la entidad considera que el Gobierno de Praga está en condiciones de aplicar el esfuerzo fiscal necesario para reducir su deuda, si bien recuerda que ésta es la séptima más baja de la UE, con apenas el 40% sobre el PIB, algo que podría mejorar con una ejecución presupuestaria prudente, como la que ha aplicado hasta el momento el Ejecutivo. “Esto introduciría mayor estabilidad a una divisa que en 2011 se ha depreciado considerablemente como consecuencia de la crisis de deuda de la Eurozona”, indica Axa IM. 

 

Puede consultar el informe completo sobre la República Checa descargándose el siguiente archivo:

Lo más leído