La rentabilidad de las gestoras de fondos seguirá por debajo de los niveles precrisis


La mayoría de los gestores de fondos espera que la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) de su empresa continúe por debajo de los niveles anteriores a la crisis, y un número considerable de ellos está aumentando su enfoque en iniciativas de reducción de costes e innovación de productos, según revela un sondeo publicado por RBC Dexia y Accenture. La razón de esa menor rentabilidad reside en unas cotizaciones descendentes y un desplazamiento desde productos de márgenes altos hacia otros muy líquidos y de bajas comisiones, que han reducido los ingresos. Por ello, los gestores buscan soluciones que les permitan concentrarse en su principal negocio: la gestión.

Así, más de la mitad (59%) de las personas encuestadas prevén un ROE inferior al 15% o menos; incluso un 14% de los encuestados cree que el ROE será inferior al 10%. Antes de la crisis financiera de 2008, la rentabilidad media de los fondos gestionados por los participantes en el sondeo era del 20%.

“Las turbulencias de los mercados financieros globales han afectado profundamente a la rentabilidad del sector de gestión de inversiones", comenta Rob Wright, responsable global de los segmentos de producto y clientes de RBC Dexia.“Nuestro análisis sugiere que los gestores de fondos están buscando soluciones que les permitan concentrarse en la gestión y acceder a la última tecnología necesaria para garantizar el rendimiento del front office”, comenta.

Más externalización por coste, flexibilidad operativa y calidad

El sondeo, que constó de entrevistas personales y en Internet a unos 100 gestores de fondos y 80 empresas del Reino Unido, Estados Unidos, Europa, Australia y Oriente Próximo, también identificó una tendencia creciente a la externalización entre los gestores de activos, que consideran que reduce los costes, mejora la calidad del servicio y da soporte a productos más complejos para conseguir crecimiento.

Así, más de tres cuartas partes (77%) de los encuestados dijeron que creen que el sector verá aumentar la externalización en los próximos tres años, desde la contabilidad y la depositaría de fondos hasta la tecnología de back office y la gestión del riesgo. Y, aunque señalaron que el coste era una consideración importante, también enfatizaron que la externalización contribuye a la eficacia operativa según los determinantes principales citados en el sondeo: reducción de costes (95%), flexibilidad operativa (84%) y calidad del servicio (78%).

Wright, de Dexia, considera que determinadas estrategias de externalización podrían dar lugar a un ahorro de costes de entre el 20% y el 25% para algunos gestores. Por eso, "la tendencia resultará atractiva para muchos fondos que intentan aumentar la eficiencia operativa y buscan hacer crecer sus negocios con una mayor celeridad en el lanzamiento de nuevos productos innovadores, o mediante la entrada en nuevas zonas geográficas", comenta.

“El contexto de bajas rentabilidades bursátiles y la presión sobre comisiones e ingresos han hecho de las operaciones eficientes una prioridad para los gestores de fondos", dice Pascal Denis, directivo sénior del grupo de Servicios Financieros de Accenture y director general de las operaciones de la empresa en Luxemburgo. “Al mismo tiempo, sus clientes están exigiendo nuevos productos financieros que aporten más claridad sobre los riesgos, además de rebajar esa volatilidad. Eso significa que los productos son complejos, pero de un modo diferente a la situación anterior a la crisis”, añade.

Ser competitivos

Y todo ello combinado con las expectativas de los clientes de pagar menos comisiones por los productos financieros. Por ello, la posibilidad de contar con operaciones eficientes y escalables, y con acceso a las nuevas tecnologías “será un factor competitivo clave para todos los gestores de fondos en los próximos años", concluye Pascal Denis.

 

 

Lo más leído