“La rentabilidad de la deuda pública alemana podría llegar a ser negativa”


¿Es lógico el rendimiento que ofrece el bund alemán? Mike Riddell, gestor de renta fija de M&G Investments, no solo tiene claro que la respuesta a esta pregunta es sí, sino que también augura que “el rendimiento negativo que ofrecen los bonos germanos se puede mantener ya que el inversor ve a Alemania como un refugio ante una posible desaparición del euro”. En este sentido, el experto cree que “la huida de capitales de los países del sur de Europa al norte del continente continúa en tanto que los riesgos sobre una ruptura del euro van en aumento, lo que debería seguir sirviendo de apoyo a la deuda pública alemana”.

En un artículo publicado en su blog, Riddell reconoce sin embargo que durante las últimas dos semanas la rentabilidad que ofrecen estos bonos ha subido –al pasar del 1,1% al 1,5%- ante las especulaciones de que el país sería el próximo en ser puesto bajo vigilancia por parte de las agencias de calificación de riesgos. “No estoy de acuerdo”, asegura. “Creo que esto tiene más que ver con una recogida de beneficios ante la inminencia de las elecciones griegas. Los inversores parecen haber pasado de estar extremadamente sobreponderados en deuda alemana a estar muy sobreponderados”, afirma.

En su opinión, si el estrés en la eurozona continúa es muy probable que la rentabilidad del bono alemán acabe siendo negativa. No sería el primer caso. “Resulta interesante echar un vistazo al bono a cinco años suizo, cuya rentabilidad es ahora negativa, por lo que si quieres comprar deuda pública helvética tienes que pagar por dicho privilegio”. Según Riddell, suponiendo que la eurozona se ve obligada a reintroducir las antiguas monedas nacionales, una rentabilidad del -0,5% no necesariamente proporciona al inversor un retorno negativo al vencimiento, sino que podría resultar en una ganancias del orden del 40% dada la apreciación que registraría el marco alemán frente, por ejemplo, a la nueva peseta española.