La renta variable temática domina los lanzamientos de diciembre


Diciembre ha cerrado el compendio de lanzamientos de 2016 con una curiosa tendencia: cinco de los seis fondos nuevos que llegaron a España durante el mes pasado invierten en renta variable con un enfoque sectorial o temático. El primer ejemplo es de una firma que ya dispone de una amplia gama de fondos temáticos, Pictet AM.

El nuevo producto recibe el nombre de Pictet Global Thematic Opportunities e invierte en renta variable global sin restricciones. Sus gestores son Hans Peter Portner y Gertian van der Geer, a su vez cogestores del Pictet Water (con sello Blockbuster) y Pictet Agriculture, respectivamente. Ambos expertos parten de un universo compuesto por 1.650 acciones de empresas cuya actividad predominante esté relacionada con cada tema de inversión, y a partir de ahí seleccionan las que presentan mayores niveles de convicción y mejores fundamentales.

El resultado final es una cartera concentrada en de 60 a 80 valores, que condensa las mejores ideas de los equipos de inversión temática especializados de Pictet (se trata del decimotercer fondo de su gama temática). Los dos gestores buscan una alta diferenciación (active share) respecto al MSCI World, lo que explica que, como fruto de la selección, la cartera presente mayor asignación a empresas de mediana y pequeña capitalización y a los sectores de tecnología, industrias y salud, mientras que el sector financiero y el de energía convencional presentan un peso muy escaso. El objetivo del fondo es generar una rentabilidad superior al mercado global con una volatilidad similar.

Otra firma que también destaca en innovación en este campo es Robeco, que ha protagonizado otro de los lanzamientos temáticos del mes. En su caso se trata de un fondo de renta variable cuantitativa, el Robeco QI Global Sustainable Conservative Equities. El objetivo de este producto, que aplica la estrategia “Conservative Equity” desarrollada por la firma, consiste en generar rentabilidad con riesgo inferior a la media del mercado, mediante la explotación de la anomalía de bajo riesgo. Adicionalmente, pretende ofrecer un perfil de sostenibilidad significativamente mejor que el índice de referencia, el MSCI World All Country.

El fondo será gestionado por el equipo de Robeco Conservative Equities basado en Rotterdam. La estrategia ha sido desarrollada conjuntamente con RobecoSAM, especialista de inversiones enfocadas exclusivamente a la Inversión en Sostenibilidad. La firma se encargó de factorizar las puntuaciones de "Smart ESG", reduciendo la huella ambiental de la cartera en un 20% frente al índice de referencia, y evitando la inversión en empresas con prácticas comerciales controvertidas.

La tercera novedad viene de la mano de BNY Mellon IM y recibe el nombre de  BNY Mellon Global Leaders Fund. Se encargará de su gestión una de las firmas que forman parte del modelo multi boutique de BNY Mellon IM, Walter Scott & Partners Limited, que está especializada en renta variable global.

Se trata de un fondo de renta variable global, con una cartera concentrada en 25 ó 30 ideas de alta convicción. Tiene como objetivo generar crecimiento del capital mediante un enfoque de inversión bottom-up fundamental. Su universo de inversión se centra en empresas internacionales con modelos de negocio dominantes, fuerte potencial de crecimiento y una robusta generación de caja. Como fruto del proceso de selección, invierte típicamente en las multinacionales más innovadoras e influyentes del mundo, con un sesgo hacia las empresas de mayor capitalización, con el fin de garantizar la liquidez.

“En un entorno que previsiblemente se tornará más difícil, los expertos de Walter Scott creen que los mercados serán más selectivos y que la calidad se verá recompensada”, ha comentado respecto al lanzamiento Sasha Evers, director general de BNY Mellon IM en Iberia. “Nos complace ofrecer a los inversores una estrategia concentrada y orientada a resultados que no está referenciada a ningún índice y que se propone explotar el potencial y la estabilidad de las empresas internacionales más grandes y mejor gestionadas”, añade.

Otros movimientos

El cuarto lanzamiento de diciembre corresponde a Standard Life Investments (SLI), pero en este caso el fondo es un multiactivos que responde al nombre de Enhanced-Diversification Multi-Asset Fund (EDMA). Desde la gestora han indicado que el producto es la respuesta a la creciente demanda por parte de sus clientes de fondos multiactivos con sesgo growth con gestión de los riesgos bajistas, y que está pensado para aquellos inversores que quieren “equilibrar el crecimiento del capital frente a la volatilidad de los mercados financieros”.

Su objetivo es generar rentabilidades similares a la renta variable a lo largo de un ciclo de mercado (entre cinco y siete años de duración) pero con dos tercios de la volatilidad de la renta variable. Para conseguirlo, puede invertir en una gama amplia de activos (renta variable, bonos e inmobiliarias cotizadas), pero con la particularidad de que se emplean estrategias específicas con el objetivo de realzar la diversificación, de tal manera que se añaden fuentes adicionales de retorno mediante la creación de posiciones de valor relativo e inversiones en divisas y tipos de interés. “Podemos desarrollar correlaciones de riesgo que son algo diferentes de las inversiones tradicionales. Estos tipos de inversiones son valiosas a la hora de construir una cartera multiactivos diversificada, y esperamos que limiten el riesgo a la baja durante correcciones del mercado”, ha comentado sobre la estrategia Guy Stern, responsable de multiactivos de SLI.

EDMA está cogestionado por Jason Hepner, Scott Smith y James Esland y se beneficia del modelo de análisis propietario de SLI, que aplica en otros fondos de su gama. El producto tiene una versión OEIC que fue lanzada en noviembre de 2013.

La última novedad corresponde a Legg Mason Global AM, aunque es un poco diferente de las anteriores. La firma ha anunciado la fusión del fondo RARE Infrastructure Value con la gama de fondos OICVM transfronterizos de Legg Mason, Legg Mason Global Funds plc. El producto pasará a denominarse Legg Mason RARE Infrastructure Value y continuará gestionándose del mismo modo, con vistas a proporcionar a los inversores un atractivo crecimiento del capital y de las rentabilidades mediante la inversión en renta variable del sector de las infraestructuras de todo el mundo.

Profesionales
Productos
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído