“La renta variable es un activo poco creíble en este entorno”


Para Etienne Gorgeon, responsable de renta fija de Edmond de Rothschild Investment Managers (EdRIM), la renta variable es “un tipo de activo poco creíble en este entorno. Es el tipo de activo más expuesto a los riesgos que vemos para la economía. La renta fija solo se vería muy afectada si hay inflación”.
Y considera que la exposición a bolsa en las carteras se puede conseguir de manera más eficiente a través de los bonos de alta rentabilidad. “El high yield es un activo mejor que la renta variable. Creemos que este tipo de activo debería reemplazar a la renta variable en las carteras”, dice.


Gorgeon, con 14 años de experiencia en entidades como RFS IM, Fortis, Axa IM, F&C y CDC Ixis AM, asegura que ahora se centran en activos que ofrecen un buen cupón, como el crédito, los bonos de alta rentabilidad y los preferentes, una de las mayores apuestas de la gestora francesa.


Queremos arbitrar la oportunidad que se presenta con los títulos actuales. Creemos que se acelerará la absorción de estos títulos”, añade. EdRIM cuenta con casi 10.000 millones de euros de patrimonio, casi la mitad de ellos en renta fija. Para conocer mejor la estrategia de EdRIM en preferentes, se puede consultar la entrevista con Julien de Saussure, cogestor del Edmond de Rothschild Signatures Financial Bonds, publicada en el número de octubre de la revista Funds People.

Zona euro
El responsable de renta fija de EdRIM asegura que le preocupa más el problema macroeconómico que el problema griego. Cree que el fondo de estabilización es potencialmente una muy buena solución, aunque admite que seguramente deberá ser ampliado y señala que Francia y Alemania no tienen más opción que actuar de manera combinada.


“Es bueno poner la casa en orden, pero hay que hacerlo rápido y mostrar progresos. Los líderes europeos están siendo racionales. Pero me preocupa que los votantes europeos no sean racionales. Un problema sería que se hicieran avances en la estructura federal pero que los países retrocedan en su política nacional. Me preocupa la reacción de los votantes en países como Holanda, Francia y Finlandia”, opina.


Gorgeon descarta que España afronte problemas de solvencia ni de liquidez, aunque reconoce que “tiene problemas que resolver como la deuda autonómica y la sostenibilidad del Estado de bienestar”.


“Los gestores necesitan mucha flexibilidad intelectual para moverse en este ambiente”, agrega.
 

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído