“La renta variable en Europa se pondera a la baja; en EEUU al alza”


Cambio de estrategia de Pictet Asset Management. “La persistente crisis ha minado inevitablemente nuestra positiva postura sobre el mercado, pese a que las valoraciones son bajas y el sentimiento de los inversores está deprimido. Teniendo en cuenta el significativo riesgo de acontecimientos políticos en la eurozona y el momentum económico más débil de la región, estamos cambiando a una posición neutral respecto a la Bolsa europea, al tiempo que aumentamos nuestra exposición a renta variable estadounidense, dada nuestra positiva visión sobre el dólar, la economía de Estados Unidos y la continua fortaleza de los beneficios empresariales”.

En su barómetro correspondiente al mes de junio, la gestora reconoce que la inestabilidad política que se ha generado en torno a Grecia está teniendo un claro efecto en su estrategia. “A fin de cubrirnos frente a la posibilidad de una salida del país del euro y una flexibilización monetaria significativa, estamos pasando de neutrales a sobreponderados en oro, financiando el cambio con una reducción de la sobreponderación del petróleo frente al índice de referencia”, aseguran desde la entidad helvética. La mayor probabilidad de que Grecia abandone la moneda única desencadenó una huida generalizada de los activos de riesgo, a medida que los inversores buscaban refugios frente a las posibles consecuencias de nuevas perturbaciones en la región.

¿Qué esperan desde Pictet AM? “Básicamente, creemos que la renovada crisis volverá a forzar un acuerdo político para evitar un incumplimiento de Grecia. Los costes financieros y políticos de una salida griega desordenada son sencillamente demasiado elevados para Grecia y para los demás miembros de la eurozona. Creemos que los políticos reconocerán que, aunque tengan suficiente potencia financiera para mantener a Grecia en el euro, en este momento no tienen fondos suficientes para hacer frente a los incalculables costes políticos y económicos de una salida griega. Por consiguiente, creemos que continuarán los intentos por librar poco a poco a Grecia de su problemática situación económica”, indican.

Todo ello tendrá su impacto. Según Pictet AM, “el resultado más probable consistirá en un euro más débil, un aumento de los salarios alemanes que, con el tiempo, hará subir la inflación del país, y reformas estructurales en Grecia, todo ello respaldado por nuevas medidas de flexibilización monetaria no convencional por parte del BCE”. A medida que avance el verano, sin embargo, desde la casa creen que la atención se centrará cada vez más en las probables implicaciones de las elecciones presidenciales que celebrará Estados Unidos en noviembre, especialmente en lo que respecta a la repercusión en la política fiscal.

En lo que se refiere a la renta fija, los mercados reaccionaron al deterioro de la situación política en la eurozona de una forma predecible, con los treasuries y los bunds alemanes beneficiándose de los flujos de dinero hacia activos refugios. De hecho, Pictet AM asegura en su informe estar sobreponderados en los plazos más largos tanto en los bonos del Tesoro de Estados Unidos como en los de Alemania, donde ven “buenas oportunidades para proteger las carteras frente a las actuales turbulencias del mercado”. En este sentido, consideran que el elevado nivel de riesgo asociado a Grecia indica que las carteras deberían estar cortas en euros y largas en dólares.