La renta variable emergente, mejor clase de activo para 2012, en opinión de SIG


Contracorriente. En un contexto en el que el pesimismo de los inversores es casi universal, Skandia Investment Group apuesta decididamente por la bolsa. En el último informe de asignación de activos dado a conocer por la gestora, James Millard, jefe de inversiones de Skandia IG, mantiene una visión “muy positiva” respecto a la renta variable, muy especialmente en lo que se refiere a los mercados emergentes y, más concretamente, a los asiáticos. En este sentido, el gestor también ve con buenos ojos las bolsas latinoamericanas y las de los países emergentes de Europa y África. 

 

A juicio de Millard, varias son las razones que hacen más interesante entrar en el mercado que mantener la cartera en liquidez. Destacan, entre ellas, el fortalecimiento de la economía estadounidense y el suave aterrizaje que, de acuerdo con los datos macroeconómicos conocidos hasta la fecha, experimentará China. Europa también ofrece algunos motivos para el optimismo. En opinión del gestor, resulta “poco probable” que Reino Unido caiga en recesión, un escenario que, en el caso de las principales potencias de la Eurozona, no pasará de un mero “coqueteo”.  

 

La bolsa no es la única clase de activos en la que Millard ve interesantes oportunidades de inversión en 2012. Según el informe mensual de estrategia correspondiente al mes de enero, tanto el mercado de bonos con grado de inversión como el de high yield resultan muy atractivos en el momento actual, un segmento en el que también mantiene una visión “muy positiva”. Del mismo modo, la firma complementa su apuesta con el mercado de materias primas o incluso con el de divisas, donde aprecia oportunidades en la libra esterlina, así como en monedas de países emergentes. 

 

Menos entusiasta se muestra la firma respecto a la renta variable de los países desarrollados. Aunque Skandia IG mantiene una posición de neutralidad respecto al mercado de acciones de la Eurozona, su visión sobre las Bolsas de Estados Unidos, Reino Unido y Japón es negativa. También sobre el euro. Los mayores recelos, sin embargo, se localizan en el mercado de deuda pública, sobre la que la gestora mantiene una postura “muy negativa”.

 

Puede acceder al informe completo pinchando en el siguiente enlace.

Lo más leído