“La renta variable asiática podría comportarse este año incluso mejor que en 2012”


La renta variable asiática ha registrado en 2012 una evolución muy favorable. Y en 2013 este comportamiento podría ser incluso mejor. Así lo prevé Scott Davidson, director de Investigación de Absolute Asia Asset Management, boutique perteneciente a Natixis Global AM, quien apoya su optimismo en la creencia de que la economía mundial ha tocado fondo y que el menor riesgo político que en los últimos años ha dominado a los mercados favorecerá dicha recuperación. “Estados Unidos avanza, la crisis de la eurozona no puede empeorar y las perspectivas de China deben mejorar. Los bajos tipos de interés y una inflación controlada deberían ser una ventaja”, afirma.

En un artículo publicado por el experto, Davidson indica que resulta especialmente positiva la recuperación del mercado chino, donde algunas de las graves preocupaciones que habían reducido la confianza de los inversores en los últimos años debería deberían disminuir en 2013. “Aunque no esperamos una rápida aceleración del crecimiento chino, las recientes medidas de flexibilización, la demanda interna del país, las atractivas valoraciones y la culminación del proceso de transición en el liderazgo del país han reavivado fuertemente el interés del inversor por la renta variable china”, asegura el experto.

Respecto a este último punto, Davidson señala que el nuevo liderazgo parece dispuesto a poner en práctica reformas transformadoras a partir de 2013, que a su juicio deberían tener efectos importantes en el fortalecimiento de sectores cíclicos de la economía, incluyendo el consumo, banca, el mercado de valores, de divisas e infraestructuras, a través del mayor desarrollo de la urbanización. Pero no solo China representa en estos momentos una interesante oportunidad de inversión. “En otras partes de Asia, las perspectivas son también favorables en términos generales”, señala el experto de Absolute Asia AM.

India, la segunda economía de mayor tamaño de la región, las reformas que se esperaban podrían llegar en 2013. “En general, las economías del sudeste asiático están experimentando un rápido crecimiento gracias al gasto en infraestructuras y la dinámica demanda interna, siendo las valoraciones la principal preocupación. Solo en Malasia, que afronta un proceso electoral, el riesgo político es mayor”. Por otro lado, Davidson considera que países como Corea y Taiwán deben seguir beneficiándose de la demanda tecnológica, apoyándose en la recuperación de Estados Unidos. En el caso taiwanés, el país también se verá favorecido por unas relaciones más estrechas con China.

Australia y Nueva Zelanda

Dentro del área Asia-Pacífico, Australia podría ser un mercado que podría verse favorecido por la recuperación del cuadro económico global. “La economía doméstica australiana puede permanecer inactiva, pero un aumento de la demanda por parte de China podría apuntalar al sector de recursos naturales del país”. Asimismo, su vecino, Nueva Zelanda, también debería verse favorecido por el gasto en reconstrucción tras el terremoto de 6,3 grados que sacudió al país a principios de diciembre, el aumento de los precios lácteos y un mercado inmobiliario vigoroso, señala el experto de Natixis Global AM.

Noticias relacionadas

Lo más leído