“La renta fija ha cerrado un ciclo alcista de 30 años, ahora la clave está en la gestión activa”


“Los inversores tienen que entender que la renta fija ha cerrado un ciclo alcista de treinta años. Antes, cualquiera podía replicar un índice y obtener buenos resultados pero la beta ya no basta para generar rentabilidad”. Mark Dowding, codirector del equipo de renta fija con grado de inversión y gestor senior de BlueBay AM, no se anda con rodeos. “Con las rentabilidades de los bonos core en torno al 2%, la renta fija tradicional ha perdido atractivo, por lo que los inversores deben confiar más que nunca en la gestión activa porque la dispersión de rentabilidades en crédito entraña interesantes oportunidades de alfa”.

Precisamente, el crédito con grado de inversión es una de las clases de activos por las que se decanta Dowding. “Los diferenciales de los bonos corporativos siguen en niveles atractivos −cercanos al promedio de los últimos diez años− que suponen una compensación más que suficiente por el riesgo de impago. No obstante, los inversores siguen ‘a la caza’ de la rentabilidad, por lo que los diferenciales podrían estrecharse a medio plazo”, apunta el gestor.

Con respecto a la esperada ‘gran rotación’ de la renta fija hacia la renta variable, Dowding afirma que “aún no hemos visto pruebas de que se esté produciendo, lo cual tiene sentido porque el perfil de los inversores en renta fija es conservador, a largo plazo y averso a la volatilidad. Lo que sí estamos viendo es una rotación desde los bonos gubernamentales y la gestión pasiva, que generan menos alfa, hacia la deuda corporativa y la gestión activa”, explica.

Positivos con España

En declaraciones a Funds People, el experto se mostró optimista con España. “La competitividad ha mejorado sustancialmente, lo que se ha visto reflejado en el incremento de las exportaciones y en la reducción de los desequilibrios de la balanza de pagos. Es cierto que el desempleo sigue en niveles inaceptables, pero creemos que ha tocado techo. El sector bancario se ha saneado y este verano hemos presenciado la vuelta de los inversores internacionales. El fondo de liquidez autonómica (FLA) está haciendo un buen trabajo con las Comunidades Autónomas y Moody’s ya no se plantea rebajar la deuda española a bono basura”.

Pese a que siguen existiendo aspectos negativos, como la excesiva deuda autonómica y la falta de crédito, Dowding considera que España ha superado un punto de inflexión.

Aunque recomienda mantener la prudencia porque “aún no se puede afirmar que hayamos superado la crisis de deuda soberana”, el gestor también nos recuerda que “la volatilidad genera oportunidades para la gestión activa”.

Oportunidades tácticas en mercados emergentes

“Se habla de mercados emergentes en general pero es importante diferenciar”, aclara el gestor. “Ahora mismo somos algo más optimistas con respecto a China por la mejora de los indicadores y nos gustan el peso mexicano (pero no la lira turca) y los tipos de interés locales de Brasil, donde creemos que ya ha pasado lo peor. Nuestro enfoque con respecto a los mercados emergentes es oportunista y actualmente vemos más oportunidades en las posiciones cortas que en las largas”.

Con respecto a los tipos de interés, Dowding opina que “los indicadores económicos confirman la recuperación de la economía estadounidense, por lo que vemos probable que la retirada gradual de los estímulos monetarios (el famoso tapering) se inicie en diciembre. Y, aunque la subida de tipos por parte de la Reserva Federal podría retrasarse hasta principios de 2015, anticipamos que los tipos de interés de los bonos se adelantarán a esa medida y aumentarán en los próximos 6-12 meses”.

En BlueBay opinan que la inflación se mantendrá en niveles bajos durante los próximos cinco años. “El riesgo es que los bancos centrales tarden demasiado en endurecer sus políticas monetarias una vez repunte el crecimiento y que la inflación se dispare”, concluye Dowding.

Noticias relacionadas

Lo más leído