Tags: Renta Fija |

La renta fija continúa aprovechando las oportunidades del entorno macroeconómico


TRIBUNA de Andrew Lake, director de Renta Fija, Mirabaud Asset Management. Comentario patrocinado por Mirabaud Asset Management.

Como era de esperar, los mercados han disfrutado de un largo y cálido verano. Cabe destacar la capacidad de resiliencia de la renta fija para seguir tirando al alza y mantener su ritmo de escalada. Un hecho que resulta especialmente sorprendente teniendo en cuenta la ausencia de un pacto por el apoyo ante el desempleo por parte del Congreso de EE.UU. Sin embargo, no parece que esta situación haya impactado en el gasto a corto plazo, posiblemente por las elevadas tasas de ahorro en EE.UU.

¿Duración o riesgo de crédito?

Desde nuestro punto de vista la clave ha sido el mayor rendimiento de la duración frente al crédito. En los últimos tres años, la duración ha sido el principal impulsor de los rendimientos en los mercados de renta fija, ya que los tipos de interés en EE.UU. (y a nivel mundial) están realmente a cero. Esta tendencia se ha visto impulsada por el fuerte apoyo de los bancos centrales al mercado de bonos, provocando una bajada de la TIR.

En el contexto actual, con los tipos de interés en mínimos, existe un riesgo creciente de que, cuando se afiance la recuperación económica y la inflación, se produzca una subida del precio del dinero. El anuncio del presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Jerome Powell, sobre un cambio de política que permitiría que la inflación aumentara más allá de su objetivo del 2% antes de aumentar los tipos de interés, no parece que vaya a ayudar en este proceso de cambio de tendencia. Por ello, en un entorno de inflación creciente y buenos datos económicos, creemos que la rentabilidad de la duración será inferior a la del crédito.

No obstante, si en los próximos meses se produjera una desaceleración en los mercados de renta fija, la duración podría dar mejores resultados de los previstos, con una apreciación considerable en los US Treasuries. Además, creemos que es probable que se produzca un rally en el investment grade de mejor calidad.

La estrategia de nuestro equipo de renta fija de Mirabaud Asset Management, basada en un modelo de gestión activa y flexible, tanto de la duración como de la exposición crediticia a lo largo del ciclo económico, cobra más sentido que nunca. En base a la situación del momento, hemos decidido ampliar la duración de nuestro fondo Global Strategic Bond I cap. USD a 4,5 años que normalmente se sitúa entre los dos y los cuatro años. Esto se debe en gran parte a la posición en US Treasuries a 10 años y el 2%-3% en deuda corporativa a 30 años. Tenemos previsto aprovechar esta oportunidad para reducir la duración a medida que nos adentramos en el 2021 y aumentar el riesgo crediticio según se vaya desarrollando el nuevo ciclo económico. A pesar de las turbulencias del mercado, la rentabilidad del fondo en 2020 y a tres años se sitúa en el 2,6% y en el 8% respectivamente, con volatilidades del 5,6% (2020) y del 2,9% (tres años)*.

Nuestras perspectivas

La crisis del COVID-19 ha situado a Europa en una posición interesante, con un telón de fondo macroeconómico favorable. Es poco probable que, a corto plazo, se produzcan fuertes presiones inflacionistas en el Viejo Continente y, por lo tanto, es probable que los tipos de interés se mantengan bajos. Además, el BCE no está comprando high yield, lo que ha generado cierta dislocación de valores entre EE.UU. y Europa, que podemos capitalizar.

A pesar del actual aumento en los contagios en Europa, parece que las políticas de confinamiento de la población han ayudado a mitigar la situación, y no se prevén nuevos aislamientos tan severos como en la primavera. Sin embargo, en términos económicos Europa está claramente por detrás de los Estados Unidos. La debilidad del dólar americano se ha traducido en buenos flujos hacia los mercados emergentes, mientras que se ha producido un deterioro en los flujos hacia el crédito estadounidense. Todo ello motiva una demanda significativa de renta fija.

En definitiva, los próximos meses vendrán marcados por la recuperación de las economías europeas y, sobre todo, por las elecciones presidenciales de Estados Unidos. El coloso americano dejará de mirar al exterior para centrarse en sus asuntos internos. Las últimas encuestas confirman que Donald Trump sigue acortando distancias con Joe Biden, por lo que el resultado puede ser más difícil de prever de lo que creemos.

Nota:
*Rentabilidad de los tres últimos años: 5,42 (2017), -2,31 (2018) y 7,10 (2019)

Profesionales
Empresas

Lo más leído