"La relación entre el cliente y la entidad financiera se está debilitando", según Fidelity


La relación entre el sector del ahorro-inversión y sus clientes se convirtió en centro de atención durante la crisis financiera, y sigue bajo la lupa en la actualidad. Durante la crisis, el sector se ha convertido en blanco de la confusión de los ahorradores, y los consumidores se han vuelto más escépticos ante las entidades, los productos y los asesores financieros, según recoge el informe “El cliente es lo primero” de Fidelity Worldwide Investment.

 

Como consecuencia de esta falta de confianza y seguridad, las tasas de ahorro están en cotas históricamente bajas en la mayor parte de Europa. Los inversores se han replegado hacia instrumentos de ahorro seguros, y se sienten atraídos por los alicientes de productos aparentemente garantizados. 

 

Tan es así que, las relaciones entre los intermediarios financieros y sus clientes se están debilitando, una situación preocupante teniendo en cuenta que los bancos y las aseguradores son los canales principales utilizados por los inversores a la hora de operar en el mercado, si bien existe una clara diferencia entre el uso (68%) y la influencia (45%). 

 

Puede leer el informe completo descargándose el siguiente archivo:

Lo más leído