La recuperación de los BRIC pierde fuerza. ¿Qué rumbo toman sus economías?


“China mostró signos de desaceleración conforme dejaba atrás el primer trimestre y se adentraba en el segundo; la actividad en Brasil sigue mostrando una escasa mejoría y el banco central se ha embarcado en un ciclo de subida de tipos; Rusia continúa viéndose afectada por su proximidad a Europa y por la debilidad de los precios mundiales del petróleo. Como dato positivo, la reducción de la inflación en la India y la perspectiva de nuevas medidas de relajación monetaria nos han llevado a mejorar ligeramente las previsiones de crecimiento para este país tanto en 2013 como en 2014”. Estas son las principales conclusiones que se extraen del último informe de los economistas de Schroders Keith Wade, Azad Zangana y James Bilson.

Para los expertos, China muestra signos de desaceleración, por lo que “hemos rebajado nuestra perspectiva de crecimiento para 2013 del 8,2 % al 7,8 %. El crecimiento del PIB en el primer trimestre fue inferior a lo esperado y los últimos datos de los índices de gestores de compras (PMI) se mueven entre la cifra oficial, que resiste mejor, y la de HSBC/Markit, que muestra un deterioro progresivo a medida que avanza el año y que podría caer por debajo de los cincuenta puntos que marcan el límite entre expansión y contracción económica”.

El sector inmobiliario sigue muy fuerte, algo que los economistas de Schroders atribuyen a que mucha gente quiere cerrar las transacciones antes de que entren en vigor las limitaciones anunciadas en marzo por el gobierno chino. En cuanto a la inflación, “seguirá subiendo progresivamente a lo largo de 2013 pero creemos que se mantendrá dentro del objetivo oficial del 3,5 %. La energía y el precio de los alimentos suponen los principales riesgos y podrían verse agravados por la reciente epidemia de gripe aviar”.

Con respecto a Brasil, “hemos rebajado nuestras previsiones de crecimiento del 3,1 % al 2,8 % porque, aunque la producción industrial ha mejorado, el sector minorista sigue mostrando signos de debilidad. Las peores perspectivas en China también resultan negativas para Brasil, que exporta materias primas al país asiático, pero la verdadera clave para la economía brasileña está en la recuperación del mercado interno”. Los analistas creen que el endurecimiento de la política monetaria del banco central de Brasil frenará aún más el crecimiento interno. “El tipo de interés de referencia ya se sitúa en el 8 % y es probable que llegue al 8,5 % a final de año”.

En Rusia, el PIB del primer trimestre batió las expectativas del mercado con un anémico 1,6 %, algo que no sorprende a la gestora, puesto que el crecimiento ruso es muy sensible al precio de la energía y las exportaciones a Europa. “Creemos que el crecimiento ruso seguirá siendo débil y por eso hemos rebajado nuestra previsión de crecimiento para 2013 del 3 % al 2,7 %. El país se enfrenta a un escenario de estanflación que implica un débil crecimiento combinado con una inflación que ya supera el 6 %. Esperamos ver una reversión del aumento de precios, apoyada por la caída mundial del precio de los alimentos, a finales del segundo trimestre, lo que permitiría al gobierno adoptar nuevas medidas de política monetaria para estimular la actividad económica durante la segunda mitad del año”.

Por último, en Schroders se muestran optimistas con respecto a la India gracias a que la caída del precio de las materias primas se ha traducido en una importante rebaja de la tasa de inflación, lo que facilita la aplicación de nuevas medidas expansivas. “Aunque somos conscientes de que el país tiene que llevar a cabo reformas estructurales a largo plazo, la perspectiva de una relajación monetaria nos ha llevado a revisar ligeramente al alza nuestras previsiones de crecimiento para 2013 (del 6 % al 6,1 %) y para 2014 (del 6,4 % al 6,6 %)”.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído