La receta de Aspain 11 para animar al mercado


“Un plan de relajación cuantitativo QE3 americano, junto con una política monetaria expansiva europea bajando tipos de interés, animarían al mercado”. Es la receta económica del departamento macroeconómico de Aspain 11 Asesores Financieros EAFI, que considera que, en este entorno en el que el dato ISM junto con el índice de confianza de Philadelphia (-30) en EEUU muestran que podemos entrar en recesión, la decisión de los banqueros políticos se muestra prioritaria.

Según su visión de mercado, los datos de valoraciones de las empresas se encuentran con cotizaciones excepcionalmente baratas con datos de PER por debajo de 7 veces que invitan a ir entrando en renta variable por partes. Eso sí, para buscar el premio en el largo plazo, “haciendo un análisis de viabilidad por fundamental de los balances de las empresas bien estructuradas y diversificadas”. De hecho, en la EAFI apuestan por tener un horizonte de inversión de medio y largo plazo.

“Desde el año 2006 avisamos de que todos los excesos producidos en el pasado nos iban a introducir en una crisis de deuda con efectos incognoscibles sobre la economía real. Hay distintos factores que deberíamos  valorar y analizar en estos momentos para que la memoria histórica nos haga reaccionar para diseñar una nueva senda en este mundo económico tan globalizado”, comentan. Entre ellos, según una nota enviada recientemente a sus clientes, destacan los siguientes:

1. Los errores políticos: En marzo de 2006 la curva de tipos de interés estaba invertida,  lo cual alentaba que las políticas monetarias deberían ser neutrales o en todo caso expansivas. “Pues bien, nuestros banqueros políticos diseñaron todo lo contrario”, aseguran.

2. La culpa de los CDS: para la firma, el mercado de CDS tiene mucha parte de culpa del agravamiento de la crisis “dado que es un mercado no regulado y no organizado, y en este mundo tan globalizado debemos evitar tanta especulación”, comentan.

3. Riesgo del sector financiero: “si los estados tienen riesgo sistémico de quiebra, el sector financiero también sufrirá, por lo que seguimos descontando quiebras en el sector dado que siguen teniendo en sus balances activos mal valorados con un excedente de ladrillos importante y con una morosidad que aunque parece que se empieza a controlar, se sitúa por encima del 6,4% lo cual, unido a la crisis de deuda, va a trasladarse a una congelación mayor del crédito y una paralización de la actividad productiva”, dicen en el informe.

4. Medidas concretas necesarias: Para la entidad, el efecto dominó  requiere medidas concretas, como una nueva ronda de relajación monetaria en EEUU, una bajada de tipos de interés en Europa y una solución clara para paliar la falta de confianza en el Viejo Continente. “Cierto es que con esta situación tarde o temprano, entraremos en una crisis de liquidez, pero de alguna manera tenemos que incentivar la economía”, comentan, negando que el mercado de eurobonos sea la solución a la actual situación. “Quizás lo más razonable sería crear dos Europeas (dos ligas la de primera división y la segunda) en donde se pongan unos objetivos de crecimiento definidos con medidas fiscales  y un plazo para adoptar medidas con el BCE como máximo regulador en el actual entorno”.

5. Moderación con el carry trade, que incrementa los riesgos en la economía a nivel mundial, pues alimenta un aumento recurrente de la demanda y cotización de las divisas con tipos altos que, cuando hay riesgos, provoca ventas y caídas masivas. “Analizando la situación actual, en la que se pone en entredicho el nuevo paradigma económico mundial, en donde algunos estados están quebrados, estas prácticas incrementan los riesgos de forma notoria”, afirma la EAFI.

6. Teoría de la temporalidad de Benner y techos de mercado en 2010 y 2018: al aplicar dicha serie a los mínimos de mercado de valores, cree que se consigue “un ajuste sorprendentemente exacto”. Según Benner el  techo de mercado estaba en el 2010, volviendo a producirse el siguiente en el año 2018, lo cual “encaja perfectamente en la actual situación de los mercados, en donde estaremos con lentos crecimientos durante bastante tiempo”.

7. Suelo de mercado: aún hay recorrido a la baja. La EAFI propone una medida para tratar de ver la luz en la actual situación con los índices en pánico vendedor con alta volatilidad: analizar la evolución comparada del ratio de PER en USA en la renta variable en los últimos 11 años, frente a la media de descensos en mercados bajistas (1901-1920,1929-1948,1966-1982), de lo que deducen que todavía tenemos recorrido a la baja.

8. Momento de ir recomponiendo la cartera bursátil, espaciando las compras: “considerando que las empresas se encuentran baratas por fundamental, teniendo en cuenta que el largo plazo nos debe de premiar, es momento de ir poco a poco recomponiendo la cartera para por partes, ir entrando en renta variable con visión de medio y largo plazo”, afirman. “Las bolsas descuentas expectativas, y pensamos que ya hemos visto lo peor dado que no podemos leer peores noticias en los medios de comunicación aunque se debe reestructurar el mundo y el sector financiero. Si algo tenemos claro es que detectar el suelo de mercado se antoja muy complicado en el entorno actual, dado que cualquier noticia puede originar un movimiento brusco tanto a la baja como al alza, por lo que el ir espaciando las compras será lo que nos haga salir victoriosos”.

9. Estancamiento pero no recesión: “consideramos que lo peor ya está descontado, y aunque entraremos en un período de estancamiento y lento crecimiento, no vamos a entrar en recesión”, aseguran.

Lo más leído