“La ralentización de las economías emergentes forma parte de la solución”


Después de años de entusiasmo, el susto de este verano ha hecho que los inversores se acerquen a los mercados emergentes con más cautela. Geoffrey Wong, director de mercados emergentes globales y renta variable de Asia-Pacífico en UBS Global AM, recomienda ser más selectivo y no tratar a las naciones emergentes como un bloque, sino comprender que muchos de los países – especialmente en el continente asiático- se encuentran en distintas fases del ciclo. 

Para Wong, la desaceleración del crecimiento del PIB de los países en vías de desarrollo es un indicio de que están entrando en una fase de normalización: “La primera parte del ciclo económico de los emergentes empezó en 2002 y ahora ha terminado. Debería haber acabado en 2008, pero el estallido de la crisis lo retrasó”. Dos señales del advenimiento de una segunda fase para el responsable de UBS Global AM son las respectivas sendas al alza que han tomado las divisas y la inflación de estas naciones, hechos que llevan al experto a aseverar que “la ralentización de las economías emergentes forma parte de la solución”. En este contexto, Wong considera que “los tipos de interés cerca de cero son totalmente inapropiados para los emergentes”

El bache protagonizado este verano por estos mercados para el responsable de mercados emergentes globales es sólo eso, un bache: “Casi todos los drivers de emergentes siguen intactos”. Uno de estos drivers será el perfil demográfico de estos países. Como señala Wong, la mayoría de la fuerza laboral de todo el mundo que se va a crear en los próximos años se va a concentrar en India, Indonesia y Brasil; sólo Estados Unidos será el único país desarrollado que aporte trabajadores a esta estadística. 

El mayor acceso a un trabajo va a traer consigo el incremento de la producción y del consumo en la población de estos países. De hecho, según el experto de UBS Global AM, el consumo “va a ser la tendencia dominante” y tendrá un impacto positivo tanto para las grandes multinacionales con exposición a países en vías de desarrollo como en compañías domésticas de naciones emergentes.

El consumo actúa asimismo como una fuerza aglutinadora, al abarcar otros fenómenos que están desarrollándose en la actualidad en estos países, como el éxodo rural y la urbanización de las grandes urbes – el año pasado la urbanización superó el 30% del territorio de China y más del 50% del suelo indio estará urbanizado para 2015, según Wong- , un perfil demográfico favorable o la aparición de políticas gubernamentales para el fomento del consumo. 

Dónde están las oportunidades…

En lo referente a qué estrategias jugar para seguir beneficiándose de la tendencia de crecimiento, dejando aparte la temática del consumo, el experto explica que han mejorado los fundamentales de muchas compañías, de tal manera que ahora es más fácil capturar retornos por beneficios y dividendos. De hecho, Wong señala que actualmente los dividendos de compañías emergentes son “más estables que los beneficios y los retornos, crecen más rápido que los ingresos”. Respalda esta afirmación con una estadística que refleja que la reinversión de dividendos emergentes ha generado el 40% de los retornos desde el año 2000

Otra de las maneras de seguir participando en la corriente de crecimiento es a través de las pequeñas capitalizadas. Wong señala que su habilidad para generar alfa es superior y que presentan mayores tasas de crecimiento y menor deuda financiera, por lo que sus balances son más robustos que los de las compañías con mayor valor en bolsa. Eso sí, recomienda fijarse en las que cuenten con productos de nicho. 

…y qué mercados evitar

En este ejercicio de discriminación, Wong admite que en su firma han optado por infraponderar los países de Europa emergente, debido a que una gran parte de su deuda está en hard currency en vez de en divisa local, amén de que detectan un deterioro de la balanza de pagos. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído