La propuesta de ESMA no tendrá implicaciones para los fondos garantizados


Recientemente, ESMA ha publicado un documento en fase de consulta (ESMA/2012/44) cuyo objetivo principal es introducir una mayor regulación en el ámbito de los ETF, además de regular el uso de colaterales en los productos UCITS.

Sin duda, el crecimiento del mercado de ETF en Europa en los últimos años es una de las principales motivaciones del regulador. Hasta la fecha, los ETF se habían dirigido hacia aquellos inversores interesados en replicar índices bursátiles, pero actualmente, la variedad de dichos productos es tal, que no basta con asimilarlos a un producto UCITS como es un fondo de inversión. En este caso, tiene a su disposición un folleto informativo y un documento KID con los datos fundamentales para decidir sobre su inversión, además de recibir periódicamente un informe con las principales características de la cartera y de las inversiones realizadas. Dicho nivel de transparencia no está siempre presente para el inversor minorista cuando realiza operaciones sobre ETF, más aun cuando están proliferando productos estructurados que no realizan la réplica del índice de forma física, sino que replican de una forma sintética, mediante una OTC contratada con un tercero.

Se propone clarificarlo en la propia denominación del activo, añadiendo la etiqueta ETF, distinguiendo de esta forma el producto de otros con características parecidas para el inversor minorista (ETN, ETC) pero con riesgos claramente diferenciados, lo que nos parece una medida adecuada para proporcionar transparencia al mercado.

Sin embargo, una de las cosas que echamos en falta en el documento es la distinción entre ETF complejo y no complejo, una etiqueta que creemos podría haber resultado útil para el inversor minorista, de forma que cuando se trate de inversión en productos que realizan una réplica sintética se le aclare que sus riesgos van mas allá del riesgo de mercado.

En cuanto a los criterios más restrictivos sobre el uso de colaterales de todos los productos UCITS, creemos que su efecto en el ámbito de los fondos de inversión garantizados de renta variable no debe tener mayores implicaciones en la gestión, pues gran parte ya está regulado mediante la Circular 6/2010 de CNMV. La realidad ante la que nos encontramos es que los fondos garantizados de rendimiento variable suele ofrecer una transparencia mayor que los ETF que replican algún índice, por lo que la propuesta no cambia demasiado las condiciones que ya se vienen aplicando.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído