La prima de riesgo escala hasta 578 puntos a la espera del Eurogrupo


Los inversores no confían en absoluto en lo que pueda decidirse esta tarde en el Eurogrupo y la prima de riesgo española escala hasta los 578 puntos dos horas después de la apertura de la sesión. La rentabilidad del bono a diez años se sitúa en el 7,09% y el Ibex 35 desciende el 1,72%, hasta los 6.641 puntos. Todos los indicadores se sitúan en los niveles anteriores de la decisión del rescate a la banca española y de que tuviera lugar la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de hace diez días.

La prima de riesgo se sitúa ya cerca del máximo de 589 puntos que marcó en los días previos al acuerdo de prestar hasta 100.000 millones a España. El diferencial se ha ensanchado hoy tanto por la fuerte subida de la rentabilidad del bono español, como por la bajada del alemán, que hoy se ha colocado en el 1,31%.

En la bolsa española, los valores más castigados vuelven a ser los bancos. Santander desciende un 2,74%; BBVA, un 2,80%; Bankia, un 4,12%; Popular, un 1,29%; Sabadell, un 1,59%, y Bankinter, un 1,44%.

Las caídas tienen como origen las incertidumbres que se han abierto en torno a las decisiones que se pueden tomar en el Eurogrupo que se celebra esta tarde. Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro negociarán las condiciones del rescate a los bancos españoles, pero la previsión es que sólo se cierren los puntos generales, no los detalles, que son los que más interesan en los mercados.

España pretende que el préstamo tenga un plazo mínimo de 15 años, con al menos cinco años de carencia en el pago, y que el tipo de interés supere escasamente el 3%. Previsiblemente, y dada la necesidad acuciante que algunas entidades tienen de estas ayudas, el dinero procederá del fondo de rescate actual y a final de año se sustituirá por el nuevo fondo, que ya no exigirá que el Estado aparezca como avalista ante un posible impago por parte de las entidades.

El gran debate que se planteará en la reunión es qué contrapartidas debe dar España a cambio de esa ayuda, ya que hay países que están pidiendo esfuerzos extra por parte del Estado. También se están negando a que el fondo de rescate se emplee en comprar deuda pública de los países periféricos.

Noticias relacionadas

Lo más leído