La prima de riesgo desciende hasta los 465 puntos básicos


La prima de riesgo española está viviendo un día de absoluta relajación ayudada por las expectativas del inicio de un programa de compra de bonos por parte del BCE. El diferencial entre la deuda española y la alemana a largo plazo descendía a mediodía hasta los 465 puntos básicos, frente a los 492 puntos del cierre del pasado viernes, fruto de la caída de la rentabilidad de la deuda a diez años hasta el 6,22%. Lejos quedan los niveles superiores a los 600 puntos que se registraron a finales de julio.

Esta fuerte moderación tiene su explicación en las informaciones aparecidas este fin de semana en Alemania que apuntan a que el BCE podría implantar un sistema por el cual realizaría importantes compras de bonos soberanos cuando la rentabilidad superara un límite establecido. La decisión debería tomarse en la reunión que la institución celebrará el jueves 6 de septiembre, que coincidirá, además, con la visita a España de la canciller alemana, Angela Merkel.

De momento, el Bundesbank ya ha advertido de que no le gusta la idea. En su boletín mensual, califica la compra de bonos soberanos por parte del BCE como "crítica" por los "considerables riesgos que supone para la estabilidad". 

También está ayudando el hecho de que el Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, haya dejado abierta la posibilidad a la solicitud de un rescate a la Unión Europea. Cuando el Eurogrupo y el Ecofin definan el procedimiento (una vez lo haya acordado el BCE) en la segunda semana de septiembre, “el Gobierno español lo considerará, analizará las alternativas disponibles”, señaló De Guindos en una entrevista con Efe.

Sobre el programa de compra de bonos, Jörg Asmussen, miembro del Comité Ejecutivo del BCE en representación de Alemania, ha asegurado en una entrevista que el Bundesbank no está aislado en su negativa a esta opción y que “hay que esperar y ver” a qué decisión se toma y cuáles son los detalles del programa que se debatirá en la próxima reunión, informa Reuters. Además, Asmussen defiende que la salida de Grecia del euro sería “manejable” aunque él preferiría que se mantuviera en la unión monetaria.

En este entorno, la bolsa española está cogiendo fuerza según avanza la sesión y a mediodía subía un 0,64% y se situaba en 7.609,60 puntos, un 28% por encima de los mínimos marcados a final de julio. 

Noticias relacionadas

Lo más leído