La prima de riesgo cae tras diez días de subidas aunque mantiene los 600 puntos


Los mercados dieron hoy una pequeña tregua a la deuda española, aunque no lo suficientemente grande como para alejarla de la zona de peligro. Tanto desde el BCE como desde el Gobierno francés dieron ciertas pistas que podrían señalar un camino de ayudas a España que permitieron que la prima de riesgo bajara hasta los 612 puntos, la primera caída en los últimos diez días. No obstante, la rentabilidad de los bonos a diez años sigue en la cifra insostenible del 7,38%. El bono alemán, sin embargo, se cotiza al 1,26%.

El presidente del Banco de Austria y miembro del BCE, Ewald Nowotny, abrió una vía de esperanza al mostrarse partidario de que se refuerce el nuevo fondo de rescate europeo. También se recibió con alivio la declaración del ministro de Finanzas francés, Pierre Moscovici, y del español, Luis de Guindos, tras una reunión entre ambos, en la que reclamaron que se apliquen con celeridad los acuerdos de la última cumbre de jefes de Estado. Ambos creen necesario que se avance en la unión bancaria y que esté en marcha antes de final de año.

Con estos espaldarazos sobre la mesa, la deuda pública se relajó ligeramente, y la bolsa ascendió un 0,82%, hasta recuperar -por la mínima- los 6.000 puntos. Prácticamente todos los valores del Ibex 35 cerraron al alza, aunque los bancos, los más castigados en esta coyuntura de temor a un rescate de la economía española, no registraron subidas significativas. Sólo lo hizo Banco Sabadell, que ganó un 3,29% tras anunciar sus resultados del primer semestre.

Lo más leído