La presión sobre el BCE se intensifica para que actúe


  • La presión se está intensificando para que el BCE tome nuevas medidas que impidan el agravamiento de la crisis de deuda pública de la zona euro.

 

  • La mayoría de los observadores coincide en que la solución más eficaz para la crisis de deuda de la zona euro es que el BCE se convierta en "prestamista de último recurso".

 

  • Sin embargo, dadas las consecuencias inflacionistas que las compras de deuda ilimitadas tendrían sobre Europa y al hecho de que la autoridad monetaria no está facultada para esta actividad, hace que esta idea se tope con una gran resistencia.

 

  • Las compras de deuda pública del BCE se diferenciarían notablemente de las medidas de relajación cuantitativa de la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón.

 

Puede leer el informe completo descargándose el siguiente archivo:

Lo más leído