Tags: Negocio |

“La presión en márgenes que sufre el sector es preocupante: habrá menos proyectos de gestión independiente en España”


Amiral Gestion continúa abriéndose hueco como gestora value en España. La entidad ha conseguido un nuevo e importante hito: superar la barrera de los 300 millones de euros en el mercado español. “Consolidar un volumen es algo muy positivo. Lanza un mensaje de tranquilidad a los inversores, que saben que van a recibir una buena atención y un buen servicio por nuestra parte. Y, además, es un gran logro porque lo hemos conseguido sin dar retrocesiones y porque el mercado español es muy exigente a la hora de seleccionar fondos value, un segmento donde hay mucha competencia”, afirma Pablo Martínez Bernal, responsable de Relación con Inversores de Amiral para España. El segundo éxito: contar ya con una base formada por más de 5.000 clientes locales, clientela que han ido incrementando a medida que se iban recorriendo el país de punta a punta explicando lo que para la gestora significa el value investing y cómo lo ponen en práctica en los productos que comercializan.

El buque insignia de Amiral Gestion está siendo el Sextant Grand Large, un fondo mixto flexible global con cinco estrellas Morningstar y la calificación Consistente Funds People, que ha generado desde su lanzamiento en el año 2003 una rentabilidad anualizada del 10,3% y que actualmente concentra el 80% del patrimonio que la firma francesa gestiona en el mercado español. Otro 12% de los activos están en el Sextant PEA, fondo de renta variable europea que, desde su creación en 2002, ha ofrecido un retorno anualizado de casi el 15%. Ahora, el objetivo que se han fijado en la casa es dar a conocer el resto de la gama de la entidad, sobre todo el Sextant Bond Picking, producto de renta fija internacional lanzado en 2017 que sigue la misma filosofía value a la que son fieles en la entidad y sobre el que están haciendo un especial hincapié en sus reuniones con inversores.

“La percepción es que Amiral es una casa de renta variable, pero en realidad no es así. Nuestro buque insignia es un fondo mixto y llevamos más de diez años invirtiendo con éxito en renta fija, habiendo sufrido únicamente dos defaults”, destaca Bernal. El Sextant Bond Picking es un fondo que ven muy apropiado para cliente retail y de banca privada. Tiene algunas características que lo hacen singular. Destaca el hecho de poder invertir en nichos de mercado, pequeñas emisiones y del mercado primario, todas ellas de compañías sin rating crediticio pero que conocen muy bien por su pasado o presente también como accionistas. “Hoy, para poder generar rentabilidad en renta fija tienes que tener un nivel de flexibilidad total. Muchas aseguradoras no pueden invertir en ciertos bonos por no contar con una nota crediticia o un volumen mínimo. Eso ya les quita una parte importante de las oportunidades que ofrece el mercado”, indica Francisco Rodríguez D’Achille, responsable de desarrollo de Negocio Institucional para España.

El papel que está jugando la oficina española es cada vez más relevante al haberle sido encomendada también la tarea de iniciar la expansión comercial en Italia, un mercado donde –según D’Achille- “la cultura value está menos desarrollada que en España”. La estrategia que están siguiendo la gestora es muy parecida a la que han puesto en práctica con éxito en el mercado español. “El objetivo es hacer mucho ruido por el lado retail, para lo que ya nos estamos apoyando en una agencia de comunicación local. Queremos darnos a conocer por contenido formativo. Eso en Italia no lo ha hecho nadie. Va a ser complicado porque el italiano es un mercado en el que las retrocesiones son más agresivas y ese no es el modelo por el que apostamos. Para nosotros, la formación al cliente es fundamental. Somos muy didácticos. Es algo que nos gusta y en lo que seguiremos insistiendo”, indica.

Por ejemplo: tanto Bernal como D’Achille reconocen que llevamos dos años en los que el value se ha quedado por debajo del growth. “Como timing, es el momento de apostar por el value. Utilizaremos todos los mensajes que podamos para que la gestora se conozca como una entidad que ha generado alfa de manera consistente a lo largo del tiempo”, aseveran. Como inversores de valor, no ven con malos ojos el auge de la gestión pasiva. “Genera más ineficiencias en el mercado y, por lo tanto, oportunidades de inversión para nuestros equipos de gestión. Estamos viendo casos clarísimos, como el de una compañía de marihuana cuyas acciones subieron muy rápidamente de forma injustificada, lo que hizo que estuviese a punto de entrar en índices que le permitían ser comprada por los ETF. Eso, claramente, genera ineficiencias, lo cual nos parece positivo”, ejemplifica Bernal. Este tipo de cosas son las que explican a sus clientes.

Pero el fenómeno de la gestión pasiva también tiene su cara b. “Presiona las comisiones a la baja en un entorno en el que los costes aumentan. Dudo mucho que, en los próximos años, la industria vaya a menores costes regulatorios. Eso, como gestores activos, es positivo porque afectará de lleno a las gestoras que ofrecen productos caros con pobres resultados pero, por otro lado, se lo pone mucho más difícil a los nuevos proyectos de gestión que, sin escala, tendrán que superar barreras de entrada más fuertes. La presión que están sufriendo los márgenes en las gestoras me preocupa. Cualquier persona que hoy arranque un proyecto de gestión independiente en España tiene que llegar a 10-15 millones para sobrevivir. Esta presión hace que el mínimo se eleve aún más, hasta los 20 millones. Esto va a provocar menos proyectos de gestión independiente. Como cliente final, aunque te pueda abrumar, cuantas más opciones dispongas de gestoras value, mejor a largo plazo”, explica Bernal.

Para Amiral Gestion la competencia es sana. Incluso intercambian experiencias con otras entidades a través de The Group of Boutiques Asset Managers (GBAM), plataforma formada por gestoras españolas y extranjeras de pequeño tamaño que se unen para cooperar y competir de manera más efectiva a nivel internacional. “Es un grupo de boutiques con un objetivo común: internacionalizar sus negocios. Compartimos información. La unión hace la fuerza. Es un win-win. Cuanto mejor le vaya a una, mejor le irá a todas”, señala D’Achille. Para ser admitido, uno de los miembros tiene que proponer al candidato y posteriormente se somete a discusión. El padrino de Amiral Gestion fue José Luis Jiménez, actual director general corporativo de Inversiones en Mapfre, a quien D’Achille conoce muy bien de su etapa en Banca March. Actualmente, este club está formado por 18 miembros.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído