La porción activa y el tracking error, medidas que anticipan el alfa, según Legg Mason CM


Lograr que un producto ofrezca una atractiva rentabilidad tras aplicar las comisiones es importante, por lo que identificar a aquellos gestores capaces de batir al mercado resulta vital. Así lo cree Michael J. Mauboussin, estratega jefe de Legg Mason Capital Management, filial de Legg Mason Asset Management, en un informe en el que recomienda a los inversores buscar esta clase de profesionales al considerar que “la porción activa de una cartera y el tracking error son medidas que anticipan el alfa”. 

 

Mauboussin se hace eco de una encuesta en la que se indica que ambas herramientas suponen estadísticas fiables, como demuestra el hecho de que “los fondos con elevada porción activa de la cartera y un tracking error moderado ofrezcan rentabilidades superiores a la media”. Y es que, en su opinión, tratar de generar alfa es imprescindible si lo que se quiere evitar es que los retornos ofrecidos por un producto se vean considerablemente disminuidos una vez cargadas las comisiones.  

 

En este sentido, “tendencias de inversión de largo plazo han demostrado tener una menor porción activa, lo que hace difícil para los fondos de inversión generar suficientes ingresos brutos para compensar los cargos”, asegura el experto. Por el contrario, el activismo de los fondos que invierten en compañías de pequeña capitalización suele ser mayor que los que apuestan por empresas de gran tamaño, lo que puede ser la causa de que estos productos sean capaces de batir más a menudo a sus índices de referencia, señala Mauboussin. 

 

Puede consultar el informe completo descargándose el siguiente archivo:

Noticias relacionadas