La política, uno de los grandes retos en el desarrollo de la distribución de fondos transfronterizos en Latinoamérica


Hay varios aspectos que impulsan y retrasan la evolución de la industria de asset management en Latinoamérica. Por un lado, el crecimiento de los fondos de pensiones de la región y la generación de riqueza privada suponen dos importantes puntos a favor que atraen a las gestoras extranjeras. Por otro lado, el dominio de las entidades bancarias en la distribución de los fondos, la falta de sofisticación de los inversionistas retail y el fuerte sesgo nacional para las inversiones, son algunos aspectos que decepcionan a los directivos extranjeros que tienen interés en América Latina. Cerulli Associates analiza los retos y oportunidades que ofrece la región en su último estudio "Latin America Distribution Dynamics 2014: Puntos de entrada en las economías emergentes".

En el caso particular de Chile, la consultora destaca que "el sistema de pensiones del país sigue siendo un punto clave para los gestores internacionales, sobre todo por el tamaño de sus fondos y la flexibilidad de sus inversiones fuera de sus fronteras". Asimismo, añade que "aunque otros países de la región ofrecen un mayor potencial de crecimiento debido al tamaño de su población, Chile ofrece ventajas en términos de su mercado de trabajo, el crecimiento de los ingresos, y las reformas para incorporar trabajadores por cuenta propia en el sistema", explica.

Por otra parte, la consultora advierte que uno de los mayores retos para la distribución de fondos transfronterizos en la región, sigue siendo un tema político. "Mientras que los gestores de las pensiones y  los reguladores reconocen la necesidad de diversificar las carteras con posiciones en el extranjero, es en el mejor interés de los gobiernos mantener las inversiones locales, especialmente en proyectos de infraestructura, para fomentar la economía local y los negocios", explican en el informe.

A esto además hay que añadir que los negocios en Latinoamérica no tienen los beneficios que supone tener un "pasaporte" para la distribución de fondos. "Los países de la región tienen diferentes reguladores que, a su vez, tienen diferentes normativas y reglamentos. Los fondos de inversión transfronterizos ofrecidos en Perú pueden no ser los mismos aceptados en México. Asimismo, los canales de distribución de uso común en Chile pueden no ser populares en Brasil ", indica Nina Czarnowski, senior analyst de Cerulli Associates. Por ello recomienda que "aunque algunos recursos se pueden aprovechar en toda la región, los gerentes globales deberían considerar estrategias dirigidas a un mercado específico, teniendo en cuenta que un solo plan de juego puede no ser transferibles de un país latinoamericano a otro".

En este sentido, destacan que no hay un modelo único para el éxito en América Latina. "Mientras que algunos gestores han tenido éxito con los productos extranjeros o sin presencia local, otros han encontrado el crecimiento a través de oferta local o a través de oficinas en la región [...] Tener un compromiso a largo plazo es crucial en América Latina. Los gestores extranjeros dispuestos a contribuir con el talento y las capacidades regionales mediante el intercambio de su experiencia y conocimiento global, están bien posicionados para formar aliados en una región tan protectora".

Lo más leído