“La perspectiva para la Bolsa china bajo el mando de sus nuevos líderes es alentadora”


El mercado bursátil de China se comportó como una montaña rusa en 2012 y los inversores con poca resistencia a la incertidumbre probablemente tuvieron una vuelta desagradable. “Es cierto que el débil rendimiento registrado el año pasado por el mercado de acciones A de China fue desalentador, pero en un mercado de ese tamaño la historia no siempre es del todo buena o del todo mala. A diferencia de las masas de mercados, yo sigo confiando en las perspectivas de China y buscando oportunidades de inversión a largo plazo en este país”, asegura Mark Mobius, presidente de Templeton Emerging Markets.

En un artículo publicado en su blog, el gurú de Franklin Templeton afirma que, desde la perspectiva de valor que siguen en su equipo, el mercado de acciones local de China parece relativamente barato hoy en día, ya que la razón precio/ganancia promedio de las acciones A de Shangai es de 12 veces. “Actualmente, las valoraciones bursátiles en general no están muy por encima de sus mínimos de 2008, aunque creemos que las rebajas de utilidades pueden haber alcanzado su nivel máximo”, indica el experto.

Según explica, los inversores minoristas ponen el mercado en movimiento. “La participación de los inversores minoristas representa alrededor del 80% de los mercados de acciones A de Shanghai y Shenzhen. Por lo tanto, la confianza de los inversionistas minoristas es el motor detrás de las fluctuaciones del mercado”. A esto hay que añadir que la confianza en el mercado local chino parece haber mejorado un poco recientemente al sugerir el presidente de la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China una posible expansión de la participación extranjera en los mercados locales.

“Los mercados bursátiles locales están sujetos a estrictos controles de capital, lo que los hace en gran medida inaccesibles a los inversionistas extranjeros. Un campo de juego más abierto, transparente y equitativo sería un avance bien recibido. No obstante, en el pasado, las medidas políticas han constituido en gran medida el catalizador para el resurgimiento de los valores chinos. Más del 90% de la población lee las mismas noticias, por lo tanto, los principales anuncios de políticas y programas de reformas pueden impulsar importantes reacciones emocionales en el mercado”, señala Mobius.

El experto cree probable que los inversores chinos comiencen a acercarse al mercado en mayores cantidades a medida que vean que se implementan políticas de reforma a nivel local. A su entender, los inversores extranjeros en los mercados de acciones B, de acciones H de Hong Kong y de acciones Red Chip parecen haber sido persuadidos más fácilmente, ya que ha habido inyecciones de dinero en los productos de acciones de los mercados emergentes (El ABC del mercado de acciones de China).

Movimiento ascendente

En el equipo de Mobius esperan que a medida que los ingresos disponibles aumenten para la clase media china, puedan destinarse más activos personales a los ahorros y las inversiones. “Muchos consumidores en China se han estado beneficiando de los aumentos anuales del 20% en los salarios. Asimismo, la urbanización continúa creciendo a ritmo acelerado y el Gobierno destina más recursos a infraestructura y subsidios para vivienda, así como a la ampliación de los beneficios de seguro social, educación y salud para los nuevos inmigrantes en las ciudades”.

Desafíos de los nuevos líderes de China

La nueva generación de líderes comunistas representa a una generación de herederos de la revolución que necesitan demostrar que cuentan con la integridad para dirigir a la nación sin corrupción ni abusos, y llevar a China hacia una mayor apertura tanto en lo económico como en lo político. “Recientemente, cobró vigencia una campaña anticorrupción, y es probable que en algunas regiones se exija a los funcionarios del gobierno que declaren sus tenencias de activos dentro de los próximos dos años. Xi Jinping parece estar esbozando un sólido programa de reformas con un cronograma y objetivos específicos a diferencia del enfoque fragmentado de cruzar el río tanteando las piedras”.

Los nuevos líderes también pretenden aumentar la eficacia en la toma de decisiones. “La implementación del duodécimo plan a cinco años de China debería impulsar los negocios y exige un reajuste del crecimiento económico de China hacia el consumo interno y la reforma de los sistemas financiero y de bienestar social. Los nuevos líderes tendrán una gran flexibilidad sobre las tasas de interés para ayudar a impulsar la economía. Los líderes tienen bastante libertad para reducir las tasas si necesitaran estimular la economía, ya que la mayoría de los principales países del mundo poseen tasas mucho más bajas”.

“Pese a que muchos inversores a menudo consideran que la volatilidad es algo malo, hay algo que ofrece que sí es bueno: oportunidades. Este año es probable que China afronte algunos desafíos, y la volatilidad será uno de ellos. Pero como lo vemos hoy, mi equipo y yo creemos que la perspectiva para el mercado bursátil de China bajo el mando de sus nuevos líderes es alentadora, y tenemos pensado sumarnos al paseo”, afirma el experto.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído