La nueva oferta de renta fija ofrece retornos más cerca del 2% que del 3%


Las gestoras españolas siguen dando forma a una oferta conservadora muy centrada en carteras de renta fija. La mitad de los fondos lanzados en la última semana en la CNMV están diseñados como IIC de gestión pasiva de deuda, con retornos que rondan el 2%, aunque también hay un nuevo fondo mixto y una cartera de garantía parcial ligada a la bolsa, de GVC Gaesco Gestión y Santander AM, que tratan de complementar esas cifras con un toque de renta variable, tal y como venían haciendo en el pasado.

La caída de los retornos en la deuda pública, nutriente fundamental de las carteras, está llevando a las gestoras a realizar cambios de estrategia en los fondos conservadores, como alargar los vencimientos, que oscilan entre cuatro y cinco años en los nuevos fondos lanzados, o diversificar las carteras con activos algo más rentables que la deuda pública tradicional. Pero, a pesar de los esfuerzos, las rentabilidades en las carteras de renta fija han empezado a situarse ya más cerca del 2% que del 3% anual en las últimas semanas. Los productos de gestión pasiva registrados ayer ofrecen retornos anuales de en torno al 2%, y uno de ellos menor.

En concreto, BBVA Bonos Plazo I es una IIC de gestión pasiva que ofrece a vencimiento, el 11 de junio de 2018, es decir, a cinco años, una rentabilidad del 109,704% de la inversión inicial (a 11 de julio de 2013), lo que supone una TAE del 1,9%. El otro fondo lanzado por la gestora, BBVA Bonos Patrimonio VII, también es de gestión pasiva y ofrece una rentabilidad anual neta de comisiones del 2,25%. Se trata de dos versiones distintas del mismo fondo, según explican en la entidad: la diferencia reside en que el segundo tiene una inversión mínima más elevada (50.000 euros) porque está destinado a un segmento de cliente premium o de banca privada mientras el primero está destinado a su comercialización en la red de BBVA, con una inversión mínima de 600 euros.

Ambos productos tienen la mayoría de la cartera en deuda pública española. Según el folleto, invertirán en deuda emitida o avalada por el estado español, inicialmente con un peso del 96,5%, y el resto en liquidez. Si las circunstancias lo aconsejan, podrá invertir en deuda emitida o avalada por la Unión Europea, las comunidades autónomas y renta fija privada, incluyendo cédulas, titulizaciones y un 20% en depósitos, si bien en la gestora negaron recientemente a Funds People estar cambiando el papel de las carteras para obtener rentabilidades más cercanas al 3%.

Convencidos de que el entorno de bajos tipos "no es un movimiento a corto plazo", en Deutsche Asset & Wealth Management sí han empezado a hacerlo para ofrecer una rentabilidad mayor con el DWS Cesta Bonos 2017, fondo de gestión pasiva con un objetivo de retorno del 2,5% anual neto de comisiones. Y con un plazo menor, pues el producto vence el 11 de noviembre de 2017. Para ello, la gestora ha optado por diversificar la cartera con deuda de comunidades autónomas (pesan el 66%), agencias (4%) y cédulas hipotecarias y multicedentes en las que ven una gran oportunidad (el 25%). La deuda soberana solo pesa el 1%, según datos facilitados por la gestora.

Además, según el folleto, el fondo podrá invertir de forma marginal en renta fija de emisores españoles. El fondo cuenta con un plan semestral de ocho traspasos obligatorios a la clase A del DWS Fondepósito Plus, por valor del 1,429% de la inversión los días 11 de noviembre y 11 de mayo de cada año, con inicio en noviembre de 2013 y hasta mayo de 2017.

Más riesgo

Estos ejemplos pueden interpretarse como un aviso de que, si las rentabilidades de la deuda pública siguen a la baja, la estrategia de alargar los plazos sin llegar a un nivel que ponga en peligro el atractivo para el inversor puede perder efectividad, llevando a las gestoras a tomar otros caminos, como el de diversificar o introducir algo más de riesgo en sus carteras más allá de la deuda puramente gubernamental. Ana Rivero, directora de Producto e Inteligencia de Mercado de Santander AM, explicaba a Funds People los límites de los fondos garantizados para introducir ese mayor riesgo y mantener la aprobación del garante, solo posible con activos similares a la deuda pública o avalados. En los fondos de gestión pasiva, los expertos creen que un mayor incremento del riesgo es más factible, aunque no todos se deciden.

En este escenario, las gestoras de GVC Gaesco y Santander AM han optado por complementar los retornos de la renta fija con un toque de renta variable en sus nuevos fondos. Así, la primera ha estrenado GVC Gaesco Renta Valor, un fondo de renta fija mixta que puede tener hasta el 15% de bolsa, y que toma como referencia el índice MSCI Europe High Dividend Yield para la parte de renta variable y Euribor a un año más 100 puntos básicos para la fija. Invertirá en valores nacionales e internacionales de emisores públicos y privados, pero con la restricción de que ofrezcan cupón o dividendo, y con un límite de riesgo divisa del 30%. Además, podrá invertir hasta la mitad de su patrimonio en otros fondos.

Por su parte, Santander AM, ha apostado por un nuevo garantizado parcial ligado al EuroStoxx 50, Santander 95 Mejor Opción, que garantiza el 95% del valor inicial a 19 de junio y ofrece a vencimiento, el 2 de agosto de 2017, la obtención de un posible rendimiento variable si el precio de cierre del índice el 14 de julio de 2017 supera el del 19 de junio de este año, de forma que la TAE mínima en ese caso es del 1,88%. Es un fondo demandado principalmente por clientes de banca privada, que piden mayores retornos, y que la gestora ofrece con cierta frecuencia.

Comisiones

Los dos fondos lanzados por BBVA son similares, pero su diferencia es que el primero tiene una comisión de gestión del 1,1%, y el segundo del 0,75%. La comisión de depósito es idéntica, del 0,05%, así como la de suscripción y reembolso, del 5% y 1% respectivamente desde el 12 de julio hasta vencimiento, o antes si el fondo alcanza un patrimonio de 20 millones en el primer fondo y 30 en el segundo. El fondo de DWS Investments está disponible a partir de 10 euros y tiene una comisión de gestión del 0,2% hasta el 8 de junio y del 0,5% después, de depósito del 0,05% y de suscripción y reembolso, respectivamente, del 1,75% y 1,5% desde junio de 2013 a noviembre de 2017.

GVC Gaesco Renta Valor cuenta con dos clases, con comisiones de gestión directa e indirecta del 1,25% y 1%, respectivamente, y de depósito del 0,1% y 0,3%. En el producto de Santander AM, la comisión de gestión es del 0,3% hasta el 19 de junio y del 1,4% a partir de entonces, mientras la de depósito es del 0,1%. El gasto de suscripción es del 5% en el periodo de garantía o hasta que el fondo alcance los 10 millones, al igual que el de reembolso.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído