La nueva caja catalana entra en el Top-10 de la gestión española


Hoy martes por la tarde los consejos de Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona deberían dar luz verde a la fusión de las tres entidades que creará la cuarta mayor caja de ahorros española, con una red de más de 1.600 oficinas. Las operación daría lugar a la fusión de las tres gestoras de fondos de cada una de las cajas, que daría paso a un grupo con 4.456 millones de euros en activos bajo gestión y 212.900 partícipes, según las cifras de Inverco de finales de septiembre. Estas magnitudes la colocarían como la décima gestora del mercado español. La integración, además, supone la unión de dos de las entidades (Caixa Catalunya y Caixa Manresa) con más clara vocación por los fondos de inversión y que más dinero han captado en fondos durante 2009. Entre las tres han logrado unas suscripciones netas de 552 millones de euros en el año y su patrimonio ha crecido un 13,66% en 2009, mientras el conjunto del sector retrocedía un 3,03%.



Los equipos de Caixa Catalunya y Caixa Manresa ya se conocen. Adolf Todó, primer ejecutivo de Caixa Catalunya, fue director general de Caixa Manresa y de ahí se trajo a su mano derecha, Jaume Masana, en la actualidad director general y que en Manresa llevó toda la actividad de fondos y gestión de activos. Las dos entidades han demostrado este año su apuesta por el crecimiento del negocio a través de fondos de inversión. En el caso de Caixa Catalunya el crecimiento patrimonial ha sido del 7,5% en el año y en Caixa Manresa, del 36,89%. El patrimonio conjunto de 4.456 millones de euros les sitúa en el décimo puesto del ranking por activos por detrás de Bankinter, Banco Sabadell e Ibercaja, con 5.338, 5.245 y 4.936 millones, respectivamente.