La Navidad brasilera salta el charco


Creo que nos suele ocurrir muy a menudo con la gastronomía de otros países, a mí la primera: permitimos que el plato más famoso eclipse nuestra curiosidad culinaria y dejamos de lado muchos otros sabores y texturas, sin duda interesantes y deliciosos. Ocurre con el sushi en la cocina japonesa, con los tacos en la mexicana… y con la feijoada en la brasileña. En el corazón de Madrid, a dos pasos del Palacio Real, hay una buena opción para saborear Brasil, sobre todo en Navidad.

 

Y digo “sobre todo” porque Santo Restaurante & Deli se ha sumado al carro de las cenas navideñas y ofrece su propio menú, pero muy alejado de los entrantes a base de ibéricos y calamares y carne o pescado a elección del comensal. Si en Santo se saborea Brasil, en estas fechas se degusta la navidad brasilera. Es una alternativa que me ha encantado: original, fiel a las raíces del local, acorde con las fechas, generosa en la cantidad por si la noche se complica con las copas y con una envidiable relación calidad-precio.

 

Ésta es la propuesta que ha preparado Juliana Aguiar, la apasionada y dulce cocinera propietaria de Santo: se empieza con una Vichyssoise tibia con aroma de trufas, a la que sigue una original ensalada de lacón con uvas verdes, apio, yogur y nueces. Un plato muy fresco, perfecto para abordar al principal. Aquí, el comensal tiene dos opciones: Pavo a la mantequilla de hierbas al horno con farofa -una especie de ‘migas brasileñas’ que está de muerte- de frutos secos y mermelada de malagueta o todo un clásico de la cocina de Brasil y su madre patria, el Bacalao a las natas. Eso sí, Juliana lo acompaña de puré y de una mezcla de verdes.

 

‘O Santo Bolo’

Si deciden dejarse caer por Santo para disfrutar de este menú navideño, no se olviden de avisar (sólo se sirve mediante previo encargo) ni de dejar sitio para el postre. Lo mejor, en mi opinión, llega al final. El colofón es todo un lujo, está delicioso y, según explica Juliana, sabe distinto cada vez que se prueba. ‘O Santo Bolo’, en la imagen, es un dulce cuya receta es secreta. Sí se sabe que, para elaborarlo, la cocinera se basa en los ‘cakes’ ingleses y en la repostería judía tradicional y que incorpora 25 ingredientes distintos. Toda una sorpresa que en el restaurante se sirve con helado de canela y de la que también se puede disfrutar en casa: se pueden adquirir previo encargo en tres tamaños distintos, por 17, 30 ó 50 euros.

 

El menú navideño de Santo Restaurante & Deli se puede completar con un café y una copa, todo al precio de 38 euros por persona.