La moda de correr…riesgos financieros


El Sr. X tiene casi 50, está casado con dos hijos adolescentes. Trabaja 10 horas diarias y come fuera de casa. Ha acumulado algunos kilos de más. Juega a pádel los viernes por la tarde y hace 3 meses se apuntó al gimnasio a ver si pierde peso. De momento el ejercicio le da más hambre.

Tiene plan de pensiones y unos ahorros en depósitos y fondos garantizados. El año pasado empezó con los fondos de rentabilidad objetivo, porque son casi garantizados. También tiene algunes acciones de las privatizaciones de los 90. Las compró en pesetas y ahora mismo cree que gana dinero, pero no está muy seguro.

En el gimnasio le han convencido para que salga a correr en grupo por la ciudad los miércoles a las 20 horas. Está de moda, adelgaza y tonifica. Lo que le gusta es spinning porque se pone detrás y descansa cuando quiere. Luego la sauna y a casa a cenar. Correr no le permite descansar y jadea más que respira. Tiene dolor de articulaciones y agujetas, pero le dicen que es normal las primeras semanas.

El gestor comercial del banco le ha propuesto un depósito estructurado, que es lo que está de moda. Tiene un alto tipo de interés, aunque puede quedarse con acciones si pierden un 25 % de su valor. El del banco dice que es casi imposible. Y  lo que paga por un depósito normal es miseria, igual que por las letras del tesoro, que siempre había sido una buena inversión. Un poco a desgana, invertirá algo. 

El grupito del gimnasio le ha apuntado a una carrera de 10 km. el domingo a las 9 de la mañana. Hace unos meses no hubiese creido que se levantaría de la cama para correr por la ciudad...Pero lo pasa bien con ellos y ya es capaz de correr ligerito durante casi una hora. Es bastante competitivo y piensa que puede terminar en menos de una hora. Además, al terminar han quedado para desayunar de tenedor y cuchillo.

El director del banco le comentó el otro día que el Banco Central Europeo mantendrá los tipos de interés bajos para estimular el crédito y que las empresas tengan financiación barata. Eso significa que el fondo garantizado donde tiene más dinero, no podrá renovarse en condiciones parecidas. Le dice que lo que más se lleva ahora es un fondo mixto de acciones y obligaciones que el año pasado dió casi el 10 %.

En la salida a correr de este miércoles tuvieron un susto. Uno de sus compañeros padeció un desvanecimiento y vino el servicio de emergencias. Se reanimó y recuperó pero el pulso tardó demasiado en estabilizarse. Se lo llevaron al hospital y está en observación. Parece que la tensión y estrés laboral junto con la reciente separación ha influido en la descompensación. Era de los más animosos y motivados en las clases de gimnasia y corría hasta la extenuación. Deberá tomarselo con calma.

Esa misma noche lo comentó con su esposa y decidieron hacer una dieta más sana, continuar con el ejercicio moderado, seguir corriendo los miércoles pero sin jadear durante toda la salida. Prescindirá de momento de carreras de 10 km. que nunca quiso.

También han decidido no invertir en el estructurado y consultar con un amigo asesor financiero, que les recomienda invertir en el fondo mixto, pero solo la parte que seguro no necesitarán, y asumiendo que podrían ver disminuir su inversión. Les ha dicho que el perfil de inversión es como el ADN, cada uno tiene el suyo y si se adopta otro puede existir incompatibilidad o rechazo.

Igual que no llevó pantalones de campana, ni compró un apartamento en la playa en el boom, tampoco tiene porqué invertir en algo que no acaba de entender y le va a añadir preocupación. Su amigo asesor dice que con la inflación al 0,3 % cualquier rendimiento seguro es una buena opción.

Noticias relacionadas