La menor actividad de los hedge funds impacta en la negociación bursátil en España


En un contexto de deterioro generalizado de los mercados, el volumen de contratación bursátil ha descendido en los 11 primeros meses del año cerca de un 26%, algo que la bolsa española comparte con otras del mundo. Son datos que ofreció Antonio J. Zoido, presidente de BME, en la comida tradicional de Navidad con la prensa, y en la que hizo balance del ejercicio 2012, un año en el que se ha cumplido un lustro de la crisis financiera y que ha costado 400.000 millones de valor bursátil a las cotizadas españolas.

Para Zoido, las razones de este descenso de actividad están claramente basadas en la pérdida de confianza de los actores del mercado, algo que se combina con la menor liquidez disponible para instituciones como los hedge funds, tradicionalmente muy activos en los mercados. Así, la menor actividad de este tipo de actores ha afectado a la bolsa española, en parte por sus restricciones operativas debido a la prohibición de las posiciones cortas.

Con respecto a este tema, Zoido critica su repercusión en los volúmenes de contratación. “Lamentablemente estamos observando, ante la duración de la medida, que muchas entidades están reduciendo su actividad en el mercado bursátil español. Una vez superadas las últimas ampliaciones de capital en el sector financiero y recibidos los fondos para los bancos nacionalizados, creemos que ha llegado el momento de levantar esta prohibición y normalizar la imagen del mercado de valores español en el exterior”, comenta.

El presidente de BME también es crítico con algunas medidas regulatorias y fiscales que se plantean, como la tasa para las operaciones financieras que se está debatiendo en Europa, y que también sería enemiga de los volúmenes negociados. El experto advirtidió de que su implantación podría contribuir a reducir aún más la contratación y desplazar la inversión hacia instrumentos no regulados. "Esperamos que las autoridades reflexionen sobre la oportunidad y conveniencia de la puesta en funcionamiento de este impuesto ya que sus consecuencias serían muy serias”, dice.

Para Zoido, su aplicación afectaría negativamente a los volúmenes y liquidez del mercado. “El resultado final podría ser el incremento del coste de capital, justamente ahora que es más necesario que nunca recurrir al capital para financiarse, y, en última instancia, la reducción de la inversión y la deslocalización hacia otros centros financieros”, indica. La organización de fondos de inversión europea, Efama, también ha sido siempre muy crítica con respecto a esta medida, pues cree que haría peligrar la industria de fondos.

Recuperación de los ETF

El mercado de fondos cotizados ha recuperado fuerzas en los últimos meses de 2012, lo que ha contribuido a un balance anual positivo. Así, el patrimonio acumulado a septiembre se situaba en 32.800 millones de euros, un 8% por encima del cierre de 2011, mientras la cifra acumulada de negociaciones en ETF hasta noviembre asciende a 52.175, que supera en un 28% la registrada en los once primeros meses del pasado año.

Lo más leído