La mejora de las calificaciones de los emergentes provoca un giro en la asignación de activos


La mejora de las calificaciones que están experimentando los mercados de deuda emergentes por parte de las agencias de rating está provocando un movimiento de capitales hacia su mercado de deuda, un cambio al que Ian Edmonds, gestor del fondo Legg Mason Western Asset Global Multi Strategy, reconoce estar siendo testigo. “Desde un punto de vista estructural, creemos que estamos asistiendo a un cambio de asignación por parte de los fondos de inversión hacia activos de deuda emitida en países emergentes”, asegura. 

 

"Creemos que el mercado mundial tiende hacia una convergencia de las calificaciones", asegura Edmonds. "Estamos viendo cómo constantemente las agencias de calificación de riesgos están rebajando la nota del mundo desarrollado, al mismo tiempo que mejoran la de los emergentes”, señala el gestor. En este sentido, Edmonds considera que existen varias maneras de tratar de aprovechar esta tendencia. 

 

En Western Asset, filial de Legg Mason Asset Management, entienden que la mejor forma de hacerlo a través de una combinación de deuda soberana, bonos corporativos y la selección de unos mercados locales, como es el caso del asiático, donde el gestor espera ver desaparecer las presiones inflacionistas. Del mismo modo, Edmonds se muestra convencido de que, con el tiempo, las divisas de los países emergentes se apreciarán frente al dólar, euro, yen y libra. 

 

Puede consultar el artículo completo del gestor descargándose el siguiente archivo:

Profesionales

Lo más leído