"La mejor forma de jugar la renta variable europea es con estrategias long-short"


Tratar de recoger los momentos de subida del mercado y proteger el capital en periodos de corrección reduciendo al mismo tiempo la volatilidad. Ese es el gran objetivo que se ha fijado Léopold Arminjon en el Henderson Horizon Pan European Alpha, fondo de inversión habilitado para adoptar posiciones largas y cortas en Europa con las que el gestor busca aprovechar el buen comportamiento que deberían registrar las compañías con sólidos fundamentales y favorables expectativas de crecimiento de beneficios y el castigo que teóricamente deberían sufrir aquellas viejas multinacionales que, pese a las fuertes inversiones realizadas en bienes de capitales (capex), ven cómo su negocio se deteriora.

Según explica el gestor de Henderson Global Investors en una entrevista concedida a Funds People, “la selección de valores es crucial”. En su opinión, el camino para aplicar con éxito una estrategia de este tipo no sólo es tener buenas ideas de inversión, sino implementarlas sobre la base de acciones líquidas, en donde las operaciones de compra-venta no supongan ningún problema y se puedan ejecutar rápidamente. “Un listado de buenas compañías no hacen una buena cartera. Es muy importante saber el riesgo que en cada momento estás asumiendo. El mercado siempre te tiene que dar un precio. Nosotros nos negamos a invertir en compañías ilíquidas”, afirma el experto.

Para Arminjon, esta rapidez de movimiento es un aspecto muy importante. “En cualquier momento, en cualquier mercado o en cualquier acción -siempre que sea líquida- puede presentarse la oportunidad, para lo cual hay que estar preparado”. Es en el sector financiero donde, en estos momentos, encuentra las oportunidades más atractivas, sobre todo después de la menor volatilidad que vive el sector, la red de seguridad instalada por el BCE y el importante esfuerzo de saneamiento del balance llevado a cabo por la industria a lo largo de los últimos años. “A menudo, el mercado infravalora los avances que hacen las empresas para mejorar su negocio”, indica.

A su entender, en lo que realmente hay que fijarse a la hora de analizar una compañía es en su modelo de negocio y en su capacidad para incrementar su margen de beneficios. “Para ello nos sirve de ayuda reunirnos con los equipos directivos. Visitamos muchas de ellas, si bien no te puedes fiar de todo lo que te cuenten. Estamos en un negocio en el que escuchas historias muy buenas, que en algunos casos son pura fantasía. Lo verdaderamente relevante es entender el modelo de negocio, las barreras de entrada… Si eres gestor de carteras, lo primero que hay que hacer es comprender correctamente el negocio de la compañía. Luego pones el dinero”, asegura.

El equipo, que Arminjon lidera junto con John Bennett, director de renta variable europea de Henderson, se apoya en la plataforma de analistas que le brinda Henderson. Cuando consideran que el negocio de una compañía es bueno y ésta presenta todos los visos para seguir creciendo, adoptan una posición larga sobre el valor. Es el caso, por ejemplo, de Ryanair, aerolínea con un modelo de negocio que define como fantástico. Por el contrario, si el valor no les gusta, construyen una posición corta. “En todas nuestras posiciones utilizamos ‘stop loss’. Cuando un valor cae más de un 20% tienes que asumir que el que se equivoca no es el mercado, sino tú”, explica.

Un indicador muy interesante sobre la evolución del negocio de la empresa lo marca el dividendo. A su juicio, este aspecto es algo que se debe analizar con especial detenimiento. “Hay que fijarse en la sostenibilidad del dividendo y en su cobertura,para evitar sorpresas desagradables, como una posible cancelación del mismo”. El experto considera que actualmente es importante contar con una cartera equilibrada entre compañías cíclicas y defensivas. “Este es un buen momento para la renta variable europea, aunque la mejor opción de jugarla es con estrategias long/short”. Para Arminjon, enamorarse de una compañía es algo que todo gestor debería tener prohibido.

“Una acción es una acción, solo eso. Nosotros le otorgamos un precio objetivo a cada valor que tenemos en cartera”. El Henderson Horizon Pan European Alpha cuenta habitualmente con entre 40 y 70 compañías, tanto largas como cortas. Usan futuros a la hora de construir sus posiciones, pero sin salirse del ‘plain vanilla’ y sin buscar en mercados europeos más complicados y volátiles, como el ruso o el griego. Reino Unido (16%), Países Bajos (9,5%) y Alemania (9,2%) son, actualmente, las principales posiciones geográficas de un fondo que ha superado holgadamente los 100 millones de patrimonio y que presenta una rentabilidad anualizada en los últimos tres años del 7,4% con menos volatilidad que el mercado de renta variable europea.

Lo más leído