La mayoría de los inversores cree que el euro no se hundirá, según una encuesta


Un año más Schroders ha vuelto a preguntar a 120 clientes del canal intermediario de Europa, Oriente Medio y Latinoamérica sobre su opinión con respecto a la zona del euro y sus perspectivas sobre varias clases de activos.  Los resultados revelan que el 81% de los encuestados creen que el euro no se hundirá a pesar de los problemas actuales en la zona. Sin embargo, existen importantes preocupaciones hacia esta región; así, el 59% de los inversores consideran que los problemas estructurales de Europa son el asunto macroeconómico global más urgente hoy en día, seguido por los problemas estructurales de Estados Unidos (22%). Además, hay un fuerte consenso (62%) en que el mejor paso para Europa es poner a Grecia en un impago ordenado y recapitalizar los bancos a nivel nacional. 

 

Teniendo en cuenta la reciente volatilidad del mercado, la encuesta pone de manifiesto perspectivas positivas hacia ciertos títulos de deuda pública y hacia el oro. Casi la mitad de los encuestados creen que los bonos de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos rentarán entre el 2% y el 4% dentro de cinco años y el 31% cree que estos mismos bonos tendrán rendimientos entre el 4% y el 6%.

 

Las actitudes de los inversores hacia el oro son también optimistas, con casi el 40% de los encuestados que opinan que el precio del oro alcanzará por lo menos 2,000 dólares por onza en dos años.  Peter Beckett, responsable de Marketing International de Schroders, considera que "la incertidumbre actual alrededor de Grecia e Italia, así como el miedo a nuevos contagios, está haciendo que los mercados alternen fases de miedo y euforia en cuestión de días u horas que no guardan ninguna relación con los fundamentales de las empresas.

 

Por eso no sorprende que los inversores tengan sólidas opiniones sobre cómo resolver los problemas de la zona del euro y sean optimistas con respecto a las clases de activos denominadas refugio, como el oro o la deuda pública de los países más fuertes. El oro en particular ofrece una gran ventaja de diversificación, así como protección contra la incertidumbre, la inflación y las preocupaciones en torno al valor del dólar estadounidense, la libra esterlina o el euro, muy comunes en los mercados actualmente." 

 

Puede consultar el informe completo en inglés descargándose el siguiente archivo:

Lo más leído