La marca fue en 2011 el principal criterio de los selectores europeos para comprar fondos de inversión


Según un estudio de  Fund Buyer Focus que recoge Financial Times, los compradores de fondos de inversión están confusos, y en medio de esa confusión y de un mercado difícil e impredecible, priorizan las marcas en las que confían a la rentabilidad. "Los inversores y compradores de fondos de inversión están muy nerviosos y una marca crea una historia sencilla de confianza y servicio", comenta Diana Mackay, directora de Fund Buyer Focus y co-autora del informe.Y es que, según los resultados, en 2011 la marca fue por primera vez el factor más importante para la selección de fondos de terceros en Europa.

 

"En la arena de los fondos de inversión, el producto ha sido el driver de todo", afirmó, pero añade que a pesar de la poca direccionalidad de los mercados, los inversores están confusos sobre dónde ubicar sus apuestas. Además, considera que el aumento de la complejidad de los productos fue otro de los factores que impulsó la importancia de la marca, pues cuando se hace difícil entender lo que hay en las carteras, la confianza en el fabricante se convierte en "el gran diferenciador".

 

En este contexto, también han cambiado los factores que hacen fuerte a una marca. Ahora son más importantes el conocimiento local y la adaptabiliad al escenario de mercado que la experiencia y una buena estrategia de inversión, cuando se trata de ganar la confianza de los compradores de fondos de inversión, según las conclusiones del informe, elaborado a raíz de la opinión de selectores de fondos profesionales, responsables del 80% de las compras de fondos de terceros en Europa.

 

En términos de marcas que lo hicieron mejor, BlackRock y Carmignac quitaron el puesto al líder del año pasado, JPMorgan Asset Management. Los selectores destacan el tamaño y la solidez de BlackRock, así como su experiencia, y de Carmignac consideran que la marca ha sido suficientemente fuerte como para superar a otros en rentabilidad en el año, lo que llevó a los inversores a intentar acceder al grupo francés.

 

Otras gestoras se beneficiaron  de su estabilidad y longevidad en el mercado, como M&G Investments, que subió 10 escalones con respecto al ranking del año pasado, debido a la buena rentabilidad de algunos productos pero sobre todo por su familiaridad en el mercado de fondos británico. "Los dos factores combinados, producto y estabilidad, cuentan mucho en escenarios inestables", comenta Mackay. Otro ejemplo que subió posiciones fue Pioneer Investments, que también avanzó 10 puestos tras los rumores de su venta.

 

Al otro lado, los descensos en el ranking se debieron a varios factores´, como las dudas sobre las entidades financieras dueñas de las gestoras. Fue el caso de BNP Paribas AM, que cayó 18 puestos, pues sufrió del daño reputacional del banco. "Los inversores aún lo perciben como un jugador bancario en un mundo de crisis financiera", afirma la experta. Otro perdedor paradójico fue iShares, la gama de ETF de BlackRock, aunque Mackay cree que no es contradictorio en la medida en que no está claro si BlackRock podría asumirlo dentro de su propia marca o mantenerlo como hasta ahora, como marca separada.

 

Para este año, la experta duda de lo que puede pasar pues todo dependerá del escenario económico. Así, considera que, si los mercados se recuperan, el producto podría convertirse de nuevo en el principal catalizador de las gestoras y el primer criterio de inversión, pero si sigue la incertidumbre actual, "las gestoras tendrán que asegurar la fortaleza de sus marcas para mantener buenas relaciones con los compradores de fondos".

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído