La llegada de la vacuna vuelve a dar esperanzas de la gran rotación value


Los augurios sobre la vuelta del value a lo largo de esta década y pico de dominio del growth constituyen su propio ciclo en sí. Vez tras vez, las esperanzas de la gran rotación a los cíclicos se han inflado y pinchado sin que los valores de crecimiento cediesen su soberanía. ¿Hasta ahora? La última gran noticia en iniciar ese impulso ha sido el anuncio de buenos resultados en la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer y BioNTech. ¿Estamos al fin ante la vuelta real del value? ¿Esta vez sí? Las gestoras al menos ven argumentos a favor.

La reacción del mercado este lunes fue inmediata: risk-on. Especialmente en aquellos sectores y mercados que habían sido golpeados por el efecto de la COVID, como, por ejemplo, el transporte, los bancos, los viajes y el ocio, el consumo de bienes de uso discrecional y los cíclicos, detecta Thomas Meier, gestor de MainFirst AM. Los mercados de renta variable se dispararon con la noticia. Pero la gran diferencia ahora es que el motor único no es la tecnología, sino los sectores más tocados como el energético o las finanzas, como nos muestra Mona Mahajan, estratega de inversión de renta variable americana de Allianz GI:

image009

Y a medida que surjan más las noticias sobre las vacunas empezarán a fomentar una revalorización de los posicionamientos basados en la reapertura a escala mundial, vaticina Didier Saint-Georges, miembro del comité estratégico de inversión de Carmignac, lo que, en su opinión, no debería confundirse con un repunte cíclico impulsado por la aplicación de ingentes medidas de estímulo presupuestario.

¿Es este el comienzo de una gran rotación? “Es muy posible”, reconoce Johanna Kyrklund, responsable global de inversiones multiactivos en Schroders. “De hecho, hay probabilidades de que finalmente hayamos encontrado el catalizador para provocar un cambio de las acciones de quedarse en casa que se han beneficiado del confinamiento, hacia las acciones de recuperación”. Así, ya no sería necesario pagar una gran prima por las pocas áreas de crecimiento, si todo tipo de empresas vuelven a crecer a medida que la economía se recupera.

Varias gestoras coinciden. Tanto la victoria de los Demócratas en Estados Unidos como el progreso en la vacuna son noticias alcistas para los activos de riesgo. Pero lo más importante: que podría resultar en la diversificación de las ganancias del mercado. “A lo largo de 2020, el rendimiento superior se ha concentrado en gran medida en empresas con altas tasas de crecimiento que ofrecían soluciones digitales para un mundo socialmente distante. Si una vacuna ayudara a restaurar la normalidad de la economía global, esperaríamos que esa estrechez finalmente se ampliara”, afirma Andy Acker, gestor de Janus Henderson.

Es posible que en los 12 meses que durará 2020 pasaremos por todos los puntos propios de un ciclo completo. Las empresas están apuntalando sus balances con efectivo, gracias a unos resultados mucho mejores de lo esperado durante el segundo y tercer trimestre. Y esa mejora en los beneficios coincide con una revisión más positiva de las expectativas de las ganancias empresariales a un año vista. Para Mondher Bettaieb-Loriot, director de crédito corporativo, y Claudia Fontanive-Wyss, gestora de Vontobel AM, esto es una prueba de que estamos realizando una transición a través del ciclo más rápida de lo previsto, y que es probable que la etapa de recuperación se alcance a partir de principios del próximo año. También lo ven así desde Janus Henderson: “El ciclo de mercado típico (desde la base de un mercado bajista hasta la cima del mercado alcista) dura aproximadamente cinco años. La pandemia del COVID-19 puso fin abruptamente al último mercado alcista de marzo. Las noticias de esta semana podrían marcar un paso importante en el camino hacia una nueva”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Louis d'Arvieu (Amiral): “La inversión value y la tecnología no son solo compatibles sino que son un prerrequisito a tener en cuenta por el inversor inteligente del siglo XXI”

“Siempre hemos invertido en acciones de empresas tecnológicas, lo que sucede es que nos gusta comprarlas a una valoración razonable. Lo que sí es cierto es que tenemos muchas menos acciones en tecnología de las que solíamos tener”, reconoce el gestor del Sextant Grand Large.

Lo más leído